conexion_brasil

(13/06/2015) Un gobierno de ineptos, corruptos y cómplices es la peor desgracia que le puede ocurrir a un país y esa es la desgracia que ha estado viviendo Venezuela desde hace 16 años bajo los ojos cómplices del gobierno chavista.

Mientras en otros países desmantelan bandas de lavado de dinero narcotráfico, en Venezuela siguen con la absurda perorata de que eso es un ataque más de la guerra económica. Mientras tanto el país se hunde bajo la dirección de un incapaz.

En Brasil, donde no están con esas pendejadas de guerra económica, han desarticulado una banda internacional acusada de evasión de divisas y de haber lavado cerca de 3 millardos de reales (864,3 millones de dólares) a través de Venezuela y otros países, informó la institución policía de ese país. EFE

Aunque esta es la nota del día, esa banda de once personas es apenas una de las patas del ciempiés. No olvidemos la denuncia de que los militares venezolanos era o son cómplices de narcotráfico, también con una red de tráfico de drogas de Brasil.

En el operativo fueron detenidas once personas, entre ellas el exvicepresidente del Banco do Brasil, Allan Simoes Toledo.

La entidad estatal indicó que Simoes Toledo fue apartado del banco en diciembre de 2011 y subrayó que no posee ninguna información sobre los hechos.

La operación, denominada Porto Vitoria, a cargo de 130 agentes desplegados en tres estados de Brasil, desmontó la “organización criminal especializada en la evasión de divisas y lavado de dinero en varios países” y que por lo menos actuó durante los últimos tres años, según un comunicado de la Policía Federal.

Relacionados  Julio Montoya presentará a la AN pruebas de lavado de dinero de funcionarios chavistas

También practicaron 30 allanamientos en las ciudades paulistas de Araras, Indaiatuba, Santa Bárbara do Oeste y Sao Paulo; en Curitiba, capital del estado de Paraná, y Resende, en el estado de Río de Janeiro. De acuerdo con la policía, la investigación comenzó en 2014 a pedido de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, que vinculó a un ciudadano brasileño con una red dedicada a la evasión de divisas y al lavado de dinero en ese país, Reino Unido, Japón, Venezuela y Brasil.

Importaciones ficticias y sobreprecio

En Venezuela, el reporte dice que el grupo retiraba ilegalmente divisas a través de importaciones ficticias promovidas por empresas brasileñas que se prestaban para el delito financiero y en muchos casos elevaban los precios “hasta 5.000% para justificar la remesa de los valores”. Después, “préstamos e importaciones simuladas justificaban el envío de los recursos a Hong Kong, desde donde eran encaminados a otras cuentas en el mundo”. Agrega que empresas brasileñas efectuaban importaciones ficticias en colaboración con bancos y agencias de valores para enviar dinero al exterior y, según la nota policial, fueron realizadas también operaciones con sistemas de cambio paralelos.

Sobornos

El 5 de junio autoridades brasileñas anunciaron que investigaban la supuesta participación de empresarios de ese país en una red de tráfico de drogas que enviaba cocaína producida en Colombia hacia México, a través de Venezuela y Honduras, presuntamente mediante sobornos a militares y policías, informó el diario O Estado de Sao Paulo sobre la base de documentos oficiales que obtuvo de la Policía Federal. Agregó que “por cada vuelo pagaban hasta 400.000 dólares a militares de Venezuela que permitían las operaciones”.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Deja un comentario