Torre-de-Alta-Tensión-Energ

(14/06/2016) Si los documentos que han salido a la luz pública son ciertos, la crisis energética en Venezuela parece que tiene nombre y apellido: Derwick Associates. Según documentos filtrados a través de la página Cryptome.org,  Derwick Associates ha sido el cliente más importante de ProEnergy, empresa norteamericana especializada en fabricar equipos eléctricos pero no precisamente plantas electricas que son los equipos comprados desde venezuela.

En Wikipedia, Derwick Associates se presenta como una empresa venezolana de ingeniería especializada en la construcción de plantas de generación de electricidad. Agrega que la compañía ha ejecutado 11 proyectos en Venezuela que sumados han incrementado en 1.216 MW la capacidad de generación para el país.

El caso de presunta corrupción con la compra de equipos para solventar la crisis eléctrica a través de la empresa Derwick Associates se destapa en el sitio Cryptome.org, una especie de wikileaks, donde un exempleado de ProEnergy, la empresa norteamericana a través de la cual se adquirieron plantas y turbinas con sobreprecio, filtra más de 14 mil documentos que desde este lunes 8 de junio están disponibles para la descarga pública.

ProEnergy facturó casi dos mil millones de dólares a Derwick Associates (Venezuela)

Daniel Rosenau se desempeñaba como ejecutivo de ventas de ProEnergy en la sede de Sedalia, Missouri, donde se percató que dicha empresa había facturado entre 2009 y 2012 alrededor de dos mil millones de dólares, casi todo a un solo cliente: Derwick Associates. Cuando intentó buscar información en google sobre esta compañía se dio cuenta que los sitios que coincidían con los criterios de búsqueda “Derwick” y “corrupción” estaban bloqueados, lo que despertó aún más su suspicacia y volcó su pesquisa hacia los discos duros del departamento en el que trabajaba.

Relacionados  La conexión Brasil: Cómo desbancaron a Venezuela con conocimiento del gobierno

ProEnergy vendía a Venezuela equipos que no fabricaba

Lo que Rosenau encontró inicialmente fueron órdenes de compra por generadores y plantas eléctricas, lo que le resultó extraño, sobre todo porque ProEnergy nunca ha construido plantas eléctricas en Estados Unidos porque no ha alcanzado los estándares americanos, siendo esa la razón por la que se ha establecido en países como Angola, Argentina, Pakistán y Venezuela.

Ventas con sobreprecios

Posteriormente descubrió márgenes de ganancia en las negociaciones entre ProEnergy y Derwick que oscilaban entre 20% y 74% cuando estaba al tanto de que en esa industria en Estados Unidos la ganancia va de 2% a 5%. Por ejemplo, un juego de tres turbinas FT8 Swift Pac eran compradas por ProEnergy al fabricante Pratt and Whitney por 67,5 millones de dólares y un día después eran vendidas a Derwick por 78 millones de dólares, quien dos días después revendía al Gobierno venezolano por 97,5 millones.

ProEnergy redactaba las órdenes de compra de Derwick

Derwick había preferido utilizar a ProEnergy como intermediaria en vez de comprar directamente a los fabricantes pero Derwick no era el comprador final sino otro intermediario. Además, ProEnergy tenía documentos con membretes de Derwick, ya que la empresa norteamericana se encargaba de redactar las órdenes de compra y las facturas que enviaba a los clientes venezolanos por concepto de venta de los mismos equipos que acaba de comprar. Entre esos clientes se encontraba PDVSA. Los bancos a través de los cuales se hacían las transacciones eran Davos International Bank y el JP Morgan en Nueva York.
En el siguiente enlace se encuentra el material de Daniel Rosenau:

Mas información en: http://impactocna.com y Cryptome.org

 

 

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Deja un comentario