(30/06/2015) Mitchelle Blair, de 36 años, se declaró culpable el lunes por la muerte de dos de sus hijos y por guardar sus cuerpos en el congelador de su casa. La mujer le dijo a una jueza que no tenía ningún remordimiento por golpearlos y sofocarlos.

“No me arrepiento de nada”, dijo Blair a la jueza Dana Hathaway durante una audiencia. “No siento remordimiento por la muerte de esos demonios”.

Mitchelle Blair alegó que los niños abusaron sexualmente de un hermano, aunque dijo que no fue testigo del abuso y no involucró a la policía porque temía perder a sus otros hijos.

Funcionarios judiciales informaron que el 24 de marzo pasado realizaban un desalojo en el apartamento de la familia en el lado este de Detroit cuando encontraron en un congelador los cuerpos de los niños cubiertos con plástico.

Los investigadores creen que Stephen tenía de 9 años cuando murió en agosto de 2012, y que Stone tenía 13 años cuando murió en mayo siguiente. De esta tragedia familiar sobreviven dos hijos de Blair, una joven de 17 años y un niño de 8 años, que están bajo el cuidado de un familiar.

Mitchelle Blair, de 36 años, nunca impugnó las alegaciones de haber matado a su hija de 13 años y a su hijo de 9 años. Se declaró culpable de homicidio premeditado sin ningún tipo de negociación con los fiscales -una medida extraordinaria- y dijo que habría aceptado la pena de muerte si Michigan la tuviera.

Cuando en el juicio se abordó el tema de las visitas del padre a los niños, la madre increpó al padre, “¿Cuántos cumpleaños te perdiste? Él nunca estuvo allí”, dijo Blair, refiriéndose a Alexander Dorsey, que estaba sentado cerca.

Relacionados  Al no encontrarlo, delincuentes matan a su hermanita de 13 años por venganza

Con informacion de TeleMundo Chicago y El Diario NY

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Deja un comentario