(11/08/2015) A la nueva facción de COPEI que asumió la presidencia de ese partido por decisión del TSJ, se le ha acusado repetidas veces de ser de corte chavista. Al principio dieron declaraciones públicas para hacer ver que respaldaban la unidad, que querían acompañar a la MUD y que su interés era solventar posibles diferencias con la unidad.

Pero los nuevos líderes que dirigen el partido verde no inspiran confianza en la MUD debido a que se sospecha que han sido infiltrados por el chavismo, como un último recurso para torpedear la unidad opositora.

Debido a la postura firme de la MUD de excluir a COPEI de la unidad, este nuevo partido verde, que cada vez parece más rojo, decidió demandar a la MUD judicialmente ante el TSJ para que incluyan por la buenas a sus candidatos.

Uno de los dirigentes de esta nueva facción de COPEI es Pedro Pablo Fernández quien no ha tenido empacho en respaldar diversas propuestas de Maduro y ahora se ha embarcado en torpedear la unidad.

Ha sido tan descarado el comportamiento de Pedro Pablo Fernández  que su padre. Eduardo Fernández, ha tenido que salir al paso para declarar que no es chavista ni tienen ninguna relación con el gobierno y que tampoco forma parte de COPEI.

“Estoy alejado a eso, tengo mi tiempo comprometido en otras actividades”, declaró Fernández en una entrevista con la periodista Shirley Varanagy en la emisora Éxitos.

Mientras tanto, el hijo está decidido a arruinar el prestigio que le queda al padre en su afán de apoyar al chavismo y torpedear la unidad.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Deja un comentario