Amalia-Pando

(20/10/2015) Los casos que denuncia la influyente periodista Amalia Pando de Bolivia, son un reflejo del grado de descomposición en el que ha caído esta revolución roja, rojita. Las costuras son cada vez más evidentes y el rechazo del pueblo crece. Según esta denuncia, Carlos Gil, empresario venezolano cercano a Hugo Chávez ha comprado Ferroviaria Andina, el diario La Razón y la cadena de televisión ATB. Otro caso es el banco boliviano Prodem, que lo han comprado funcionarios actuales del Gobierno de Venezuela. El Presidente de Prodem es Simón Alejandro Zerpa, secretario ejecutivo encargado del FONDEN venezolano (Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional). El FONDEN es una institución venezolana cuyo objetivo es reinvertir los ingresos que Venezuela recibe por las exportaciones de petróleo. Otro caso es la empresa Gravetal, que produce y exporta soja, que la compró el embajador de Venezuela. Como se puede ver, no se trata de que no haya divisas. El asuno es que se las estan robando.

Amalia Pando, explica en una entrevista las razones por las que el presidente de Bolivia, Evo Morales, está “desesperado” por conseguir su tercera reelección y las conexiones con altos funcionarios del gobierno de Venezuela y multimillonarias inversiones privadas en Bolivia.

Pando resalta la aparente contradicción de la intensa campaña política que está viviendo Bolivia en estos momentos, cuanto todavía faltan cuatro años para las próximas elecciones presidenciales en 2019. “El presidente está desesperado por quedarse” dijo la periodista. “La cabeza del presidente tendría que estar concentrada en hoy, mañana o pasado… tendrían que usar (los cuatro años) para resolver los problemas de ahora”. De acuerdo a Pando, los intereses económicos de Morales y su gobierno con funcionarios del Gobierno de Venezuela hacen que el MAS quiera seguir perpetuándose en el poder.

La periodista denunció cómo el gobierno de Morales tiene una “alianza no muy clara, por no decir turbia” con venezolanos de la cúpula chavista que están comprando empresas, bancos y propiedades en Bolivia con dinero cuya procedencia es dudosa. “Funcionarios del gobierno de Venezuela se están comprando el país… sacan plata de Venezuela que no se de donde sale y aquí se convierte en empresa privada… eso se llama ‘lavado’”, dijo la profesional de los medios.

Carlos Gil, empresario venezolano cercano a Hugo Chávez ha comprado Ferroviaria Andina, el diario La Razón y la cadena de televisión ATB. Otro caso es el banco boliviano Prodem, que lo han comprado funcionarios actuales del Gobierno de Venezuela. El Presidente de Prodem es Simón Alejandro Zerpa, secretario ejecutivo encargado del FONDEN venezolano (Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional). El FONDEN es una institución venezolana cuyo objetivo es reinvertir los ingresos que Venezuela recibe por las exportaciones de petróleo. Otro caso es la empresa Gravetal, que produce y exporta soja, que la compró el embajador de Venezuela.

La periodista ve clara la trama por la que el dinero para las compras viene de empresas venezolanas, sin embargo son individuos particulares los que aparecen como presidentes, directores, etc. Además, con el tiempo comienzan a aparecer nombres en esas empresas de políticos del partido oficialista boliviano MAS, que estarían vinculados con el capital venezolano.

Pando denunció la falta de coherencia entre un gobierno que se dice socialista, mientras están invirtiendo grandes cantidades de dinero de dudosa procedencia y convirtiéndose en grandes empresarios capitalistas en el país andino.

Yusnaby Pérez / Yusnaby Post (Cuba)


¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: