purasangre1

(20/10/2015) El hipismo venezolano vuelve al centro de la polémica tras conocerse este martes el vil asesinato por parte de sicarios del caballo Jali Mahmoud en las caballerizas del hipódromo de Santa Rita, en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. Medios de comunicación de todo el país se hicieron eco del suceso, que reaviva la polémica sobre hasta dónde pueden llegar las mafias de las apuestas

Este nuevo crimen, sobre el cual se esperan en las próximas horas declaraciones del Cicpc, luego de que inicie las investigaciones sobre este nuevo hecho vandálico en el óvalo del Zulia, no es el primer caso conocido en el país.

Los vándalos llegaron y huyeron en una motocicleta; ingresaron a la cuadra del entrenador zuliano Héctor Reyes y le propinaron siete balazos al animal. Posteriormente, prendieron fuego al área de caballerizas. Personal de mantenimiento del hipódromo de Santa Rita aplacaron las llamas de manera inmediata, evitando se propagara en otras área; luego hallaron baleado al equino propiedad de Reyes. Al parecer, los hampones ingresaron vestidos de caballerizos y aprovecharon la falta de varios tramos de cerca perimetral para huir del coso de Palmarejo.

Se maneja, extraoficialmente, que el acto delictivo fue una venganza contra el entrenador Héctor Reyes, luego de que otro de sus ejemplares, Tío Mocho, arribara de penúltimo en la carrera del pasado sábado en el hipódromo de Valencia, a pesar de que era el favorito de la pizarra.

Con información de UN

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: