daniel-ortega

(21/10/2015) Es de muchos conocidos, la denuncia que hizo Zoilamérica Narváez, hijastra de Daniel Ortega, de haber sido violada en su casa durante casi 20 años con el consentimiento implícito de su madre. Este caso fue silenciado por los medios y cayó en el silencio informativo aunque todos lo recuerdan con claridad.

Ahora se sabe de otro caso donde el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, depositó con la ayuda de su asistente privado, Marco Martínez Mejía, miles de dólares en la cuenta bancaria de Santos Sebastián Flores Castillo, quien fue a la cárcel acusado de violación tras denunciar al mandatario sandinista por abuso sexual contra su hermana menor, Elvia Junieth Flores Castillo, desde que tenía 15 años, en 2005.

La joven tiene ahora 25 años y, según la familia, de esa relación nació una niña que Ortega no reconoció. Ernesto Moncada Lau, otro de los asistentes del presidente sandinista, aparece en el certificado de nacimiento como el padre de la menor.

Documentos en poder de Diario Las Américas revelan que Martínez Mejía realizó 17 depósitos por la cantidad de 40.000 córdobas mensuales cada uno al titular de la cuenta, Santos Sebastián Flores Castillo. El dinero fue depositado en la cuenta de ahorro número 01-4035-410103, en el Banco ProCredit, en la sucursal de Plaza España, en Managua.

Los depósitos van de junio de 2011 a octubre de 2012, por un monto total de 680.000 córdobas (34.000 dólares, de acuerdo con el tipo de cambio en ese momento).

DLA hizo varias llamadas al Consulado de Nicaragua en Miami y al teléfono móvil del cónsul para recabar sus opiniones, pero no recibió respuesta.

Sin embargo, hubo más depósitos. La cantidad de dinero que recibió Santos Sebastián fue mayor. En otra de las cartas que escribió desde la cárcel a la que tuvo acceso DLA, el reo asegura que recibió cantidades que oscilan entre 40.000 y 80.000 córdobas mensuales (unos 2.000 a 4.000 dólares mensuales).

Con información de Diario Las Américas

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: