florentino

(08/12/2015) Las inclinaciones políticas de Servando y Florentino Primera siempre han sido objeto de interés por parte de la opinión pública ya que han querido saber si son chavistas u opositores. Su padre, Alí Primera, como todos sabemos, fue unos de los cantautores más prolíficos que ha tenido Venezuela y sus canciones son escuchadas con el mismo agrado por todos los venezolanos independiente de su inclinación política. La madre, Sol Musset, fue candidata a la asamblea por el PSUV.

Pero con Servando y Florentino las cosas no son blanco o negro. Entre ellos hay diversidad de opiniones que han emitido a lo largo del tiempos que hacen suponer que uno, Florentino, se incline más hacia la izquierda mientras que el otro, Servando, ha dado muestras de ser tan crítico con el chavismo que muchos lo consideran opositor, aunque él rechace este término.

Hace unos tres años, Servando afirmó sin pelos en la lengua frente a un escenario 100% chavista: “Si mi padre estuviera vivo no sé si fuera chavista, porque la han cagado“. Esta frase profética causó un rebullicio en el Teatro Municipal, despertando la ira de los asistentes y teniendo que ser calmado por su hermano Florentino Primera. HOy, después de casi tres años, los lideres chavistas a pesar del gran rechazo del pueblo no están seguro de haberla cagado.

Pero Florentino sigue bastante fiel a sus creencias y por ello escribe esta carta que por momentos parece ambigua pero tiene unos destinatarios bien claros. Pero a pesar de ser un hogar variopinta, han logrado crear, construir y seguir adelante.

A continuación la carta de Florentino:

Les felicito por el triunfo que comparto con ustedes porque participamos en la construcción de un sistema electoral envidiado.

Acerca de los “malcriados” que cantaban fraude y “pedido calle y arrechera”

Aunque mucha gente haya usado en el pasado reciente su tono fuerte pa´ cantar fraude en cada victoria electoral contraria a sus expectativas o, en síntomas de malcriadez, haya pedido “calle y arrechera” de forma iracunda matando gente y niños venezolanos, por no lograr los resultados que esperaban electoralmente y simplemente por adversar, cada paso, que se legisló en favor de los más jodidos.

De nada sirve hacer leyes que luego no acompañamos juntos como nación, sino que las invisibilizamos y atacamos por no provenir del interés de la dirigencia del partido al que simpatizamos.

Nosotros (el chavismo) recibimos una Venezuela vuelta un culo

Tenemos las botas puestas: porque queremos y estamos construyendo cambios para la Venezuela que heredamos toda vuelta un culo y que por razones de intereses políticos y sobretodo económicos, se le ha empujado a pelearse y dividirse para que la propuesta que eligió 18 veces una extraordinaria mayoría, no se llevara a cabo porque eso significaría la derrota y la muerte de un modelo que nos condenó a lo que aún somos: El Capitalismo.

La pobreza ahora es distinta

Antes, la pobreza no eran largas colas pa´ comprar, la pobreza era no tener dinero para tal “privilegio”.

A la MUD: le pide reinventar un escenario económico justo, para generar dignidad y atacar la pobreza

En consenso y con la felicidad de un triunfo, esperamos que les de la conciencia política para lograr dar un paso juntos en favor de lo que el escenario venezolano pide; que es más que un dólar “libre”, y parecernos a Miami… es reinventar un escenario económico justo, para generar dignidad y atacar la pobreza, esa que pare pobres y delincuencia; de como dijera Alí Primera: “un sistema inhumano e injusto”. Es atacar el trastorno de un pueblo que le cuesta acceder a sus necesidades más elementales porque la “libertad” de delincuentes de cuello blanco les permite aumentar mil veces más, un rubro importado que acumula riquezas para pocos y pobreza para muchos.

El pueblo necesita capacitación, formación y acompañamiento

Ya contamos con tierras pal pueblo y leyes que las protegen, aún en contra de los intereses de los que hoy triunfan, pero necesitamos capacitación, formación y acompañamiento, para que la liberación sea completa.

Recordemos que al pueblo lo obligaron a asumir un papel de peón en un largo y oscuro pasado político y social, y aún le cuesta entender que le ha sido devuelta su Patria y desde allí, construir nuestra propia soberanía.

A ese cambio le llamamos Revolución.

Nos amamos Venezuela, solo que aún no nos entendemos.

Evitemos un Chile de 1973…

“…Pero ¡dale!

Aunque la marcha sea lenta, es nuestra marcha

que la alegría vencerá todas las rabias,

y si arremete buscaremos transformarla

en fuerza de amor pa´ continuar…

Canción que enciende

Floren

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: