tsj

(09/12/2015) Diosdado Cabello informó ayer en su programa “Con el Mazo Dando” transmitido por VTV, que la actual AN nombrará los nuevos magistrados del TSJ antes de terminar el año.

El TSJ es una pieza clave para regir el destino del país y decidir acerca de controversias  claves que puedan presentarse acerca de la interpretación o aplicación de las leyes y la constitución misma. De hecho, el TSJ ha sido cómplice de las decisiones mas controversiales y amañadas que este regimen ha dictado en estos 17 años. En manos de los magistrados chavistas estuvieron los casos de Globovisión, Afiuni, Ceballos, Machado y López.

Desde 2005, cuando el oficialismo tomó el control absoluto del Tribunal Supremo de Justicia, se han dictado 45.474 sentencias en las salas Constitucional, Político Administrativa y Electoral, que están encargadas de controlar los actos del gobierno pero ninguna de ellas ha sido en contra del gobierno.

Para poder entender más claramente la importancia del TSJ dentro del contexto político del país, caben destacarse que algunas decisiones que paa poder tomar la mueva asamblea nacional, deben ser refrendadas por ese tribunal.

Para citar algunas de las decisiones de la AN que deben ser refrendadas por el TSJ encontramos las siguientes:

  • Autorizar ante el Tribunal Supremo de Justicia la detención y enjuiciamiento de los Diputados que se presuma cometan delitos (artículo 200).
  • Remover a los integrantes del Poder Ciudadano, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia (artículo 279).
  • Remover a los integrantes del Consejo Nacional Electoral, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia (artículo 296).
  • Remover a los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, previa audiencia concedida al interesado, en caso de faltas graves ya calificadas por el Poder Ciudadano (artículo 265).
  • Autorizar el enjuiciamiento del Presidente de la República por parte del Tribunal Supremo de Justicia (numeral 2 del artículo 266)
  • Aprobar la incapacidad física o mental permanente del Presidente de la República que haya sido certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia (artículo 233).

El asunto es que a doce magistrados del TSJ se les vence su periodo de 12 años en poco tiempo y la única forma que encontró el chavismo para mantener un TSJ 100% rojo y corrupto fue la de adelantar la jubilación de estos magistrados y así poder ellos – según los establece la constitución – nombrar nuevos magistrados que respalden sus controversiales e ilegales decisiones.

De esta forma pretende Diosdado y Maduro mantenerse en el poder con el respaldo de un TSJ revolucionario y corrupto, a pesar de no contar con respaldo popular. Están sin pueblo y pretenden seguir adelante con sus trampas..

Un artículo que da una perspectiva complementaria de este punto es “Las joyas que se van del TSJ” en Runrun.es.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: