daniel-ortega-6d

(12/10/2015) Según comenta en su blog, el diputado opositor nicaragüense, Enrique Sáenz, el triunfo de la oposición en las recientes elecciones legislativas venezolanas, conlleva impactos directos en Nicaragua. Por un lado están las consecuencias políticas. La derrota electoral y el desgaste terminal del régimen madurista, también es una derrota para el orteguismo y una pieza que se agrega a su propio desgaste. De otro lado están las consecuencias económicas, principalmente las tinieblas que se ciernen sobre la continuidad de las relaciones de cooperación, en los términos y condiciones hasta ahora vigentes.

Nos concentraremos en las consecuencias económicas. En este ámbito, las relaciones son de tres tipos: relaciones comerciales, inversiones extranjeras y la cooperación petrolera, que es la más relevante.

Comencemos por la cooperación petrolera. Uno de los primeros actos de gobierno, cuando Ortega tomó posesión en el 2007, fue suscribir el acuerdo de ingreso a Petrocaribe. Mediante este acuerdo el gobierno de Venezuela se compromete a suministrar la totalidad de las necesidades de hidrocarburos de Nicaragua, bajo las siguientes condiciones: El 50% de cada barril de petróleo debe pagarse en el plazo de 90 días. El otro 50% se pagará en un plazo de 25 años, con dos años de gracia y 2% de interés. En términos financieros es casi un regalo.

Estos fondos debían incorporarse al presupuesto. Aun concediendo márgenes a la ineficiencia y corrupción, es indudable que de canalizarse por esta vía habrían significado productivos cambios en el campo económico y fértiles efectos en el plano social, en educación, por ejemplo. Esto no ocurrió porque Ortega y su séquito se apropiaron de estos recursos. Lisa y llanamente, se los cargaron.

Según Enrique Sáenz, es previsible que desde la nueva Asamblea Nacional la oposición intente impedir que Pdvsa siga transfiriendo recursos públicos venezolanos a una entidad privada nicaragüense, en este caso, a la Caja Rural Nacional (Caruna)”, que maneja fondos de la cooperación venezolana.

Relacionados  ¡ALERTA ROJA! Daniel Ortega no enviará más alimentos a Venezuela si no pagan

En el artículo titulado “¿Qué pasará con la gallina de los huevos de petróleo?”, comenta que una segunda medida previsible, continuó, es modificar las condiciones concesionales, que actualmente tiene PetroCaribe que otorga un plazo de 25 añoscon una tasa de interés de 2% y 2 años de gracia.

“La tercera sería transparentar la deuda existente. La consecuencia más drástica sería cancelar la cooperación petrolera. Pero esto sería más difícil”, añadió.

$4.243,8 millones que suministró la gallina de los huevos de oro

Los fondos de la cooperación venezolana suman hasta el año pasado $4.243,8 millones desde que el reelegido presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, asumió el poder en enero de 2007, y son administrados al margen de la ley del presupuesto nacional, algo que es criticado por la oposición nicaragüense.

La cooperación venezolana es canalizada a través de la empresa mixta petrolera Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), que se encarga de suministrar combustible.

Albanisa está integrada por PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), y la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que dirige el tesorero del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Francisco López.

Sin embargo, para el disidente sandinista, en cualquiera de los casos, “están contados los días de la gallina de los huevos de petróleo que permitieron al orteguismo acumular su inmensa fortuna y afianzar su régimen dictatorial”.

Blog de Enrique Sáenz

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: