psuv-caroni

(10/12/2015) Totalmente desubicados están los dirigentes del PSUV en todo el país y los del PSUV-Caroní son una muestra fehaciente de ello.  Aunque algunos sectores dentro del PSUV han alertado que es necesario realizar una autocrítica, para los dirigentes de Caroní, su derrota radica en que no pudieron callar las voces disidentes de algunos medios de comunicación en la región. Para estos dirigentes locales al igual que Maduro y Diosdado, era necesario callar a los medios de comunicación para que la gente no se diera cuenta de las colas, la escasez y la inflación. Un remedio que sólo se aplica en revolución y cuyos resultados ya se conocen.

Para ellos, la guerra económica sigue vigente en lo que significaron los resultados de las parlamentarias del 6D, desconociendo el descontento popular por las colas producto de la escasez y el desabastecimiento.

Pero hay más. Resulta que ahora añade un nuevo elemento a las causas de su derrota: los medios de comunicación privados que todavía no puede controlar.

“Nuestro pueblo cae en el engaño porque los grandes medios, los medios, nosotros todavía no tenemos la posibilidad de controlar los medios privados, siguen teniendo la mayoría. Y los periodistas, los compañeros hombres y mujeres que no han vivido esa guerra en el país siguen creyendo eso, y a veces le hacen el juego, siguen teniendo la línea del imperio”, afirmó Liris Sol Velásquez, diputada saliente de la Asamblea Nacional (AN) por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El ex candidato por el bloque del Gran Polo Patriótico (GPP) Ángel Marcano, también apoya esta teoría afirmando que “una coyuntura provocada por los grandes medios puso a dudar al pueblo… estoy seguro que la mayoría está arrepentido”, y aseguró que un “8% de la militancia votó confundida por la guerra económica… no hubo traición revolucionaria”.

Correo del Caroni

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: