Nicolas-Maduro

(10/12/2015) En el marco de “reestructuración” del Gobierno, iniciada a raíz de la derrota electoral sufrida por el PSUV, la noche del pasado martes, el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, reconoció que había solicitado a sus ministros la renuncia masiva.

48 horas después, ni los miembros del gabinete han manifestado su deseo de abandonar sus cargos, ni el Jefe de Estado han confirmado las nuevas designaciones. La medida, como muchas otras cosas de Maduro, está en veremos.

Hasta ahora, de esta movida de mata sólo se han colado rumores en las redes sociales, donde sostienen que Diosdado Cabello, presidente saliente del Poder Legislativo, no se incorporaría a su cargo como diputado reelecto para pasar a suceder a Vladimir Padrino López al frente del Ministerio de Defensa. Vale rescatar que el vicepresidente de la tolda roja puso su cargo a la orden del partido.

No sería sorpresa que varios de los escasos diputados electos el pasado domingo por el partido de Gobierno, fueran redireccionados a las vacantes que espera Maduro tener en su gabinete. Dos de los que se midieron y salieron electos, Rafael Calles y Omar Pietro, por orden expresa de la dirección nacional del partido, no asumirán la nueva tarea ordenada por el pueblo.

El Cooperante

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: