narco-sobrinos

(17/12/2015) Contrario a lo esperado por varios analistas, Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Campo Flores, sobrinos de la primera dama Cilia Flores, mejor conocidos como “narcosobrinos”, han decidido declararse no-culpables en el juicio que se les sigue tras haber sido acusados de conspiración para traficar drogas a Estados Unidos.

En la audiencia de hoy, Efraín Antonio Campo Flores, ahijado de Maduro, estuvo representado por abogados públicos de CJA Council, de acuerdo al periodista Fernando del Rincón. Asimismo, se conoció que el abogado de Campo Flores es Kafahai Nkrumah, quien solicitó 60 días para nueva audiencia.

En ese orden, se conoció que la nueva audiencia quedó pautada para el próximo 29 de febrero de 2016.

Esto significa que para los narcosobrinos comienza un largo y tortuoso camino cuyo desenlace final es imposible predecir.

Según lo que comenta, Castro Ocando, periodista de investigación presente en la audiencia, el hecho de que los narcosobrinos se declaren no culpables, implica que la Corte Federal irá con todo en un juicio que será público donde las pruebas pasarán a ser públicas y los nombres de otros implicados también.

Según comentan varios periodistas presentes en la audiencia, Efraín Campos Flores no pudo contener su crisis nerviosa y estuvo llorando durante los 15 minutos que duró la sesión. Los familiares de narcosobrinos también mostraron nerviosismo y al mismo tiempo molestia frente a más de 50 periodistas presentes en la audiencia.

Por los momentos, los narcosobrinos regresan a sus celdas en medio de una gran incertidumbre, encadenados por los tobillos y esposados a través de un pasillo de 50 metros en los que pasan por puertas electrónicas acompañados por alguaciles y vigilados por cámaras de seguridad. Ellos saben que no hay ninguna garantía de que el juicio tenga una sentencia distinta a la solicitada por el fiscal que es cadena perpetua.

Relacionados  AMORES QUE MATAN ¿Quién traiciona a quién?

Como comentamos más arriba, comienza para ellos un largo y tortuoso camino. Cegados por el poder que les brindaba el acceso al gobierno y carteles de narcotráfico, ahora no podrán disfrutar ni un dólar mal habido y en su lugar, buena parte de su vida pasarán tras las rejas.

Finalmente, Castro Ocando afirma que todavía ellos pueden declararse culpables, lo cual daría un vuelco al juicio pero eso no se sabrá hasta febrero cuando se reinicie el juicio.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: