psuv-emergencia-economica

(18/12/2015) Dentro del PSUV al igual que en el resto del país, existen diferentes formas de entender y plantear soluciones a la crisis que vive Venezuela provocada por el mismo régimen chavista.

Por un lado, hay un grupo de economistas liderado por Tony Boza y Luis Salas que tiene un enfoque netamente comunistoide y dentro del contexto que les ofrece Congreso Económico del PSUV, tuvo una encerrona “de 13 horas” después de las cuales llegaron a la conclusión de que el gobierno ‘no debe tocar el esquema cambiario existente, debe indexar los salarios y poner más controles, especialmente en el sector bancario”. A pesar de que esas han sido las políticas económicas que han conducido al fracaso a este régimen chavista, este grupo de economistas cree firmemente que éste es el camino acertado para continuar en la construcción del socialismo del Siglo XXI.

Pero existe otro grupo de economistas del PSUV que plantean al Gobierno la tesis de aprobar “medidas económicas urgentes” que incluyan correcciones cambiarias, suspensión de la emisión de dinero sin respaldo por el BCV y consensos con el sector privado para evitar que la crisis se agrave en 2016.  El diputado Jesús Faría, había adelantado a PANORAMA, el pasado martes, que “no hay consenso” sobre el esquema cambiario y tributario; además sostuvo su tesis de ir a una simplificación cambiaria que vaya “acompañada de una asignación planificada  de las divisas a los diferentes sectores productivos sobre la base de una tasa de cambio que recoja las nuevas realidades”.


Relacionados  Estas son las 8 dramáticas proyecciones de Ángel García Banchs para Venezuela

Esas son las visiones que chocan en este momento. Fuentes consultadas ligadas al congreso revelaron, en calidad de anonimato, que Alí Rodríguez Araque, exministro de Finanzas, de Petróleo y hasta exsecretario general de la Opep, “en una intervención dramática”, pidió “activar ya un plan de emergencia económica con miras al 2016” que pasan por “correcciones cambiarias, y consenso con el sector privado”.

El resultado de estas discusiones se incluirán en un documento que será entregado al presidente para que le dé una pista acerca de qué es lo que debe hacer en esta crisis provocada por el mismo.

Será una tragedia que Maduro no escuche al sector de economistas progresistas dentro del PSUV, que si bien no es la solución final, redundará en un mejor desempeño de la economía y será aplaudida por los mercados internacionales, miemtras que la tesis del grupo comunistoide es mas de los mismo y ya se conocen sus resultados.

Con información de Panorama

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: