roberto-rincon

(20/12/2015) La página de investigación ArmandoInfo, siempre cargada con datos que muy pocas webs tienen, acerca del entramado de corrupción, lavado de dinero y corrupción que se ha formado al abrigo de le revolución chavista, tiene un impresionante artículo acerca de los orígenes humildes del boliempresario que fue apresado ayer #19Dic en estados Unidos por lavado de dinero.

En 1985, a sus 25 años de edad, trabajaba para un tío en una empresa que proveía materiales y equipos petroleros a Lagoven y Maraven, las entonces filiales de Pdvsa en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo (estado Zulia, extremo noroccidental de Venezuela). “Tuvieron una discusión y renunció”, relata un amigo del empresario, cuyo nombre queda en reserva a solicitud del entrevistado.

La fuente contó el septiembre reciente en Maracaibo que conoció al hoy empresario cuando era un joven que, junto a su familia, vivía en la urbanización San Francisco, parte del actual municipio del mismo nombre, en una casa para la clase obrera construida por el Instituto Nacional de la Vivienda (Inavi) en la década de los años setenta. Su padre, Hectilio Rincón, nacido al Sur del Lago (Encontrados, estado Zulia, 1935), llevaba la contabilidad de varias empresas. Gracias a ese trabajo llegó a comprar luego una vivienda mucho más grande en la Urbanización La Coromoto del municipio San Francisco.

En septiembre de 1988, Rincón Fernández y Eduardo Arteritano, vinculados familiarmente, registran en Maracaibo la empresa Tradequip, también dirigida a prestar servicios a la industria petrolera. “No tenían carro. Andaban en por puesto [N. de R.; una modalidad venezolana de transporte colectivo] y con el maletín en la mano. La oficina estaba en Indio Mara (centro-oeste de Maracaibo). Pero les fue bien y recibieron un crédito para comprar el terreno donde está la actual sede de la compañía en Los Haticos (sureste de la capital zuliana)”, rememora el amigo.

A principios de los noventa, Rincón Fernández y Arteritano abrieron oficinas en Barinas (capital del estado Barinas, llanos suroccidentales) y Maturín (capital del estado Monagas, llanos orientales) y como pudieron sortearon esa década de intentos de golpe de Estado, paquetes económicos de corte neoliberal y bajos precios del petróleo.

Su hermana, Maricarmen Rincón, decana de la Facultad de Odontología de la Universidad del Zulia (LUZ), en una breve entrevista telefónica, lo describió como un hombre trabajador, que ha logrado todo con esfuerzo. La profesora prefirió no dar más información y “mucho menos de ese caso”, en referencia a la detención de Carvajal.

Viaje al norte

“Después del paro, de diciembre de 2002 a enero de 2003, echó para adelante de una forma tan arrecha que quedé asombrado. Fue en 2004 que se le abrieron las agallas. Entonces rompió la sociedad con Arteritano. Le pagó su parte y se dividieron”, comenta la fuente.

Después del paro se convirtió, junto a empresarios como el naviero Wilmer Ruperti –hoy también magnate de medios y otras industrias- , en un proveedor confiable y con relaciones en las altas esferas del Gobierno, como el mismo Rincón Fernández lo manifiesta entre su círculo más cercano de relacionados. Entre sus amistades se cuentan, de acuerdo con sus propias palabras, el ex presidente de Pdvsa y hoy canciller, Rafael Ramírez; el ya mencionado mayor general Hugo Carvajal; y en su momento, el fallecido presidente Hugo Chávez.

En septiembre de 2004, tras convertirse en un proveedor oficial de Pdvsa, el empresario registró en Houston Tradequip Services & Marine, firma que compartió con un venezolano radicado en Houston de nombre Andrés Barrios. Entonces comenzó a mudar a su familia esa ciudad, la capital petrolera de Estados Unidos y quizás del mundo. Tal vez por mera coincidencia, ese mismo año, su compañía en Venezuela recibió de Cadivi cerca de 21,5 millones de dólares, las únicas divisas que le asignaron hasta 2012, de acuerdo con la base de datos del organismo de administración del régimen de cambios que fue sustituido por Cencoex.

Relacionados  Alemán asesinado el 2014 en el Eurobuilding era socio de Roberto Rincón

Antes de Tradequip Services & Marine, Rincón Fernández solo tenía dos empresas inscritas en Estados Unidos. Una de ellas era Dies & Inserts Specialties LLC, en la que Arteritano figuraba como socio. Pero esa alianza duró precisamente hasta 2004, cuando rompieron relación comercial.

La red de empresas y Bariven

Luego Rincón Fernández abrió una nueva empresa en 2005, a través de la cual  adquirió un autolavado en Conroe, un condado del extrarradio de Houston. Ese establecimiento se convertiría en el centro de una estructura empresarial y de negocios vinculada a Pdvsa Services International, representante en Europa, Asia y EEUU de Bariven, a su vez filial de Pdvsa encargada de las compras internacionales de la poderosa corporación estatal.

El gerente del autolavado, Michael Baker, usó ese negocio como domicilio fiscal cuando registró la empresa Reliable Process & Instruments. José Roberto Rincón, hijo del empresario, empleó la misma dirección para inscribir la compañía Nocnir LLC, y la entonces novia de Baker, Sara Curphy, repitió la ubicación con Ovarb Industrial LLC en diciembre de 2009.

En febrero de 2010, Ovarb recibió una orden de compra de Bariven por turbinas y equipos para generación eléctrica por un monto de 250 millones de dólares. Así, esa compañía con domicilio nominal en un autolavado ocupó el cuarto lugar entre los proveedores con mayores ventas a Pdvsa ese año, según muestran documentos internos de Bariven.

Es poco común que una compañía con tan solo dos meses de creada gane un contrato tan grande, porque debe cumplir con un requisito indispensable: mostrar balances financieros. Gary Siller, quien actuó como abogado de Rincón, declaró en septiembre de 2013 para esta nota que Ovarb ganó por ser socio de Tradequip, una empresa reputada de gran experiencia y fuerza financiera.

Pero en 2010, ni el registro comercial ni el sitio web de Ovarb mencionaban esa conexión. Y en agosto de 2011, Siller escribió un correo electrónico a uno de los autores de este trabajo, quien preparaba el reportaje titulado Bariven compró con sobreprecio para el diario Últimas Noticias, para asegurar que Rincón nada tenía que ver con Ovarb. Unos meses después, sin embargo, Tradequip admitió la conexión en una demanda contra Michael Baker y Sarah Curphy por supuesta competencia desleal.

Al respecto Siller señaló, a través de una llamada telefónica, que fue “ridículo” que Ovarb quedara registrada con la dirección de un autolavado. Echó la culpa al gerente de entonces, Baker. “Fue simplemente la locación donde… Baker eligió recibir su correo”. El abogado manifestó que no recuerda el correo de agosto de 2011, aunque existen pruebas de ese documento.

De acuerdo con un ex trabajador de Pdvsa Services entrevistado en junio de 2011, Rincón Fernández y su familia crearon este entramado con el propósito de burlar el veto que le impuso en 2008 el presidente de Bariven de la época, George Kabboul –el mismo del caso Pdval, de putrefacción de una masiva importación de alimentos– quien exigió no dar nuevas órdenes de compra a Tradequip.

Ver artículo completo en ArmandoInfo

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: