maduro-congreso-psuv

(22/12/2015) Durante todo el año 2014, economistas y observadores políticos alertaron a Maduro del grave riesgo que corría la economía venezolana en caso de que no corrigiera el rumbo del país.

Tales alertas, Maduro las consideró como parte de la guerra económica y para finales de año el desastre era evidente y ante el malestar de la gente, no tuvo mas remedio que declarar a finales de ese año: “Hemos estado todos estos días, trabajando con los equipos económicos, nuestros expertos en materia económica, coordinando los equipos especiales, para instalar, antes de finalizado este año, el Estado Mayor para la Recuperación de nuestra Economía, dirigido por mí, como ya lo estoy ejerciendo como tema central de la agenda” (VTV).

En aquella oportunidad, Maduro dijo que comenzando 2015 asumiría personalmente el combate contra la “Guerra Económica”, que según él, es impulsada por sectores adversos a su gobierno. Al respecto, instaló lo que llamó un “Estado Mayor contra la Guerra Económica”, que supervisaría la aplicación de controles de precios y distribución de bienes de consumo masivo. Más adelante afirmó que él mismo en persona – tremendo honor el que nos hizo – se encargaría del tema económico.

Tal parece que Maduro y aquellos expertos económicos echaron carro o eran unos perfectos inútiles porque el año 2015 comenzó y las practicas del gobierno encabezado por el “mandatario” siguieron siendo las mismas y los resultados para el final de este año han sido catastróficos.

La corrupción, la inflación, la escasez y las colas fueron cada vez peor. El pueblo dejó de creer el cuento de la “Guerra Económica” y así se lo hizo ver en las elecciones del #6D.

Al verse desarmado, Nicolás Maduro ya no convoca al famoso “Estado Mayor contra la Guerra Económica” sino que convocan al propio partido PSUV para que, a través de un mentado Congreso Económico, le diga qué es lo que tiene qué hacer.

Maduro demuestra hoy que es un líder perdido que no sabe dónde está parado pero desafortunadamente sigue creyendo el cuento de la “Guerra Económica” que él mismo creó. Dentro del PSUV hay algunos que le han dado algunos consejos sensatos como Alí Rodríguez Araque y Jesús Farías así como el ex ministro de Chávez, Víctor Álvarez.

Pero Maduro está perdido y sólo escucha a sus radicales. Garantía segura de un nuevo y contundente fracaso.

Maduro enterró a Chávez y también a su revolución.

Redacción SieteClicks

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: