wilmer.ruoerti-mazzone

(30/01/2016) Después de un proceso de divorcio de dos años, el matrimonio entre Anastasia Mazzone y el polémico empresario, Wilmer Ruperti ha llegado a su fin. La actriz comenta que le ha correspondido la patria y custodia de su hija. Igualmente afirma que nunca compartió las tendencia políticas del empresario, pero como esposa,  se mantuvo alejada física y moralmente de sus decisiones y opiniones.

El vínculo de éste empresario con el gobierno se consolidó en el año 2002 durante el paro petrolero que paralizó la economía del país. La compañía de transporte petrolero de Ruperti brindó todo el apoyo necesario a la estatal venezolana PDVSA, hecho que logró el reconocimiento del ex presidente Chávez. Los vínculos entre Ruperti y el régimen chavista ha sido tan fuerte que le atribuyen a eso, la consolidación de su fortuna personal.

Nota en Instagram de la actriz

El 25 de enero del 2016, la corte de la ciudad de Miami, Florida; me concedió definitivamente el divorcio y la guarda y custodia total y absoluta de mi hija , dos años después de la separación y habiendo agotado todos los recursos exigidos por el Juez.

Me tocó la responsabilidad de iniciar este proceso difícil sola. Sin embargo, me siento tranquila y con la certeza de haber tomado la mejor decisión para mi hija y para mí. Quiero dejar claro que casarme no fue un error.

Me casé enamorada y con la ilusión que fuese para siempre ; pero, no lo logré. Como a millones de mujeres en el mundo, situaciones personales caracterizadas por la controversialidad, me hicieron fracasar.

Así mismo, reitero que nunca compartí las tendencias políticas de quién, en ese entonces, era mi esposo y siempre me mantuve alejada física y moralmente de sus decisiones y opiniones. Creyendo que de esa manera ,nuestro proyecto de vida triunfaría. De lo que estoy segura, con una gran firmeza y serenidad, es que todo lo vivido, valió la pena solamente por mi hija…mi gran tesoro, quien desde la separación solo ha contado conmigo como madre y padre, moral y económicamente.

Felizmente , me siento realmente orgullosa del hogar que ella y yo hemos construido; sin rencores, con la ayuda de Dios y La Divina Pastora…mi compañera, mi asesora, para el respeto, la bondad y el amor. Finalmente, único sendero para la armonía en mi vida familiar y mi vida profesional ya reiniciada.

ANASTASIA MAZZONE

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: