fem-alcancia

(30/01/2016) Desde que está disminuyendo el precio de barril de petróleo venezolano, $98,08: 2013, $88,42: 2014,  $39,12 enero 2015 y $22 en enero 2016, los venezolanos le insisten a diario al gobierno rinda cuenta de la gran cantidad de dólares que le ha ingresado al sector público desde el año 1999, por concepto de Petróleo.

Sucede que en el año 1998 el Ex-Presidente Rafael Caldera creó el FONDO DE INVERSIÓN PARA LA ESTABILIZACION MACROECONÓMICA (FIEM) para ser administrado por el Banco Central de Venezuela, con el único propósito de ser un ahorro a futuro o fondo receptor del exceso de los ingresos que recibe el país cuando el precio del barril de petróleo es mayor al precio que se estima (planifica) en el presupuesto nacional cada año. Su objeto “es contribuir a la estabilidad de los gastos del Estado, tanto nacional, estadal como municipal, frente a las fluctuaciones de los ingresos ordinarios”. Éste fondo lo reforma el ex-presidente Hugo Chávez (†) en el año 2003, publicado en G.O. Nº 37.604, y el nuevo nombre es: Fondo de Estabilización Macroeconómica (FEM).

Por ejemplo, si el presupuesto se realiza a un precio 40$/barril y el precio de venta es mayor, el exceso se DEBE destinarse al AHORRO en éste fondo, para los años de conflictos internacionales, posibles catástrofes naturales, quiebres bancarios, entre otros imprevistos.

El fondo se creó con $215 millones, y tal como se evidencia en la gráfica el fondo recibió ingresos importantes entre los años: 2000, 2001 y 2002, pero a partir del año 2002 PDVSA empieza a retirar el dinero cada año. Siendo un retiro significativo el 02 de febrero del año 2011 por $832 millones, “a solicitud del Ministerio de Finanzas e instrucciones de PDVSA”.

Grafica

Chávez modificó en el año 2005 la Ley del Fondo de Estabilización Macroeconómica (FEM) con el fin de no realizar más depósitos bajo el esquema inicialmente previsto. De US$6.227 millones que llegó a tener en 2001 y luego de varios retiros, bajó a US$832 millones al cierre del año 2010.

fem-grafica

Pero para la voracidad del gobierno, este último monto aún resultaba tentador para alimentar las finanzas públicas, y por eso Chávez solicitó US$500 millones del FEM para ser utilizados en proyectos que atenderán la emergencia generada por las lluvias y específicamente para la construcción de viviendas.

“Llamen mejor al ministro (Energía y Petróleo) Rafael Ramírez, por teléfono consigo todo más rápido”, decía Chávez en aquel momento al informar sobre el uso de los recursos del FEM, luego de las críticas que hiciera años atrás sobre este fondo como mecanismo de ahorro.

Igual posición sostuvo el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, quien  no valoraba la utilidad el FEM, por lo que fue uno de los artífices de la reforma de su legislación para evitar los traslados de recursos provenientes del petróleo a este instrumento.

Más allá de los recursos del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) que llegaron a alcanzar US$64.000 millones; o los demás mecanismos de financiamiento creados por el actual Gobierno como el Fondo Chino, Miranda, Simón Bolívar, Alan, entre otros; y las ganancias y utilidades de empresas estatizadas como Cantv y el Banco de Venezuela; el Ejecutivo echó mano al único esquema que de acuerdo con su legislación, debía ser manejado con total transparencia.

La eliminación total del FEM se trató incluso en la reforma de la Constitución de la República, planteada en el año 2007, pero al no ser aprobada por los venezolanos, el fondo aún mantiene rango constitucional y por ley debe mantenerse su existencia en la política económica del país.

…Y las vacas flacas nos comieron

Ya estamos en el 2015 y el FEM ya no cuenta ni con un dólar. Llegó la época de las vacas flacas donde justo el FEM debía surgir campante para solventar la crisis, pero no, las vacas flacas nos están comiendo.

Todos los recursos fueron asignados a PDVSA y a proyectos de emergencia sin rendir ningún tipo de cuentas y a criterio discrecional de los actores políticos de entonces ocasionando la crisis económica que hoy vive Venezuela pero – fiel a la tradición revolucionaria – no asumen su responsabilidad histórica sino que se esconden detrás del slogan trillado de la “guerra económica”.

El FEM es otra área donde la AN deberá meter lupa en su momento.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: