disfraz-merentes

(06/02/2016) En medio de la crisis, hay espacio para el humor. En Naiguatá, el pueblo varguense que ocupó titulares en días recientes después que la novia de Merentes se embolsilló unos 300.000 dólares, pone su nota pintoresca cuando los habitantes de la zona escogen un disfraz supereconómico, propio para este momento de crisis cuando los disfraces cuestan más de 20.000 bolívares “fuertes” o 20.000.000 bolívares de los viejos.

El disfraz es muy sencillo: unos bigotes para él representando al directivo del BCV y dos pelotas para ellas representando a la Misión Mis Tetas Bien Equipadas.


¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: