maduro-estado-conmocion

(20/05/2016) Maduro, continúa gobernando a los porrazos tal como comentó esta semana el ex presidente Mujica, y ha anunciado que podría decretar “estado de conmoción interna” si se presentan “hechos de golpismo” en nuestro país.

El mal llamado mandatario explicó las razones que lo hicieron decretar el estado de excepción y emergencia económica, y argumentó que el primero “es un poder que creó el Ejecutivo para poder enfrentar cualquier circunstancia extraordinaria que afecte de manera social, política y económica al país” y que le otorga facultades constitucionales en condiciones excepcionales, ya que “a nivel económico estamos en una situación de emergencia económica”, afirmó.

Por otra parte, el jefe de Estado reiteró que está en disposición de tomar medidas especiales si se profundiza la conspiración internacional contra Venezuela. Denunció que el día de hoy hubo una reunión entre “la basura traidora” del Secretario General de la OEA (Almagro) y el Jefe del Comando Sur de EEUU, “tienen una obsesión contra Venezuela, pero no podrán contra el país”, destacó.

En tal sentido, Maduro explicó que no dudará en decretar estado de conmoción interna si fuere necesario, “es un recurso que tengo como Jefe de Estado, ojalá no hiciera falta”, dijo.

La experta en la materia Adriana Betancourt, afirma que “Los estados de excepción constituyen el último recurso, no el primero, para atender situaciones comprobadamente excepcionales que no puedan ser afrontadas con los recursos ordinarios del Estado. Maduro no ha demostrado, por ejemplo, que los cuerpos de seguridad civiles no son suficientes para mantener el control del orden público y la seguridad de la nación, por lo cual no están dadas las circunstancias que ameritan medidas extremas. No se puede sacar el Ejército a la calle por cualquier disturbio”.

El artículo 13 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción establece que el decreto de conmoción interna procede cuando haya “grandes perturbaciones del orden público interno y que signifiquen un notorio o inminente peligro para la estabilidad institucional, la convivencia ciudadana, la seguridad pública, el mantenimiento del orden libre y democrático, o cuando el funcionamiento de los Poderes Públicos esté interrumpido”.

El constitucionalista Gerardo Fernández agrega que el Ejecutivo ha abusado de los estados de excepción con efectos contraproducentes: “En vez de resolver problemas, los ha creado. Es el gobierno el principal promotor de la crisis económica (pensemos en escasez de alimentos y medicinas), así como de la inestabilidad política por su actuación belicista y su indisposición al diálogo con todos los sectores de la sociedad venezolana, incluso los que lo adversan”.

Fernández insiste: “El presidente está echando mano del régimen de excepcionalidad constitucional para autodelegarse competencias que no le corresponden y burlar los controles que establece la carta magna. En definitiva es un nuevo fraude a la Constitución”.

Para la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, el artículo 13 establece que el Estado de Conmoción Interior podrá decretarse en “caso de conflicto interno, que ponga seriamente en peligro la seguridad de la Nación, de sus ciudadanos o ciudadanas y de sus instituciones, el cual no podrá exceder de noventa días, siendo prorrogable hasta por noventa días más”.

El Ejecutivo nacional podrá decretar el Estado de conmoción interior por 90 días hábiles y prorrogable dos veces, luego de que el tren magisterial plasme sus firma, para que en ocho días hábiles será presentado a la Asamblea Nacional para su aprobación o rechazo y a la Sala Constitucional para que proclame su constitucionalidad.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: