maduro-dialogo

(01/06/2016) En un movimiento sorpresivo pero no inesperado, Maduro aseguró estar dispuesto a mantener hoja de ruta acordada con la terna de ex presidentes –integrada por el panameño Martín Torrijos, el dominicano Leonel Fernández y el español José Luis Rodríguez Zapatero– y la Unión de Naciones Suramericanos (Unasur) para dialogar con representantes de oposición.

Maduro hizo la afirmación en la noche del martes en su programa, En contacto con Maduro, para el que había prometido reservar su reacción oficial ante la solicitud dada a conocer apenas horas antes por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, de convocar una sesión especial del Consejo Permanente de ese organismo para considerar la crisis venezolana en el marco de la Carta Democrática Interamericana.

Esta es la forma en que Maduro y en general el chavismo ha sabido usar el dialogo para distrae a la oposición de su agenda natural y vender internacionalmente que son demócratas dispuestos a escuchar voces disidentes mientras que a lo interno tienen más de 100 presos políticos, no respetan los DDHH ni las leyes y se apoyan en el un TSJ integrado por militantes del PSUV para invalidar todas las leyes que dicta la AN y bloquear el referendo revocatorio.

Los dos movimientos fraudulentos de Maduro han sido bastante reseñado por los medios.

El primero, la reunión “secreta” que representantes de la oposición mantuvieron con los ex presidentes Leonel Fernández y Rodríguez Zapatero en República Dominicana. Aunque dicha reunión fue a solicitud de los ex presidentes, el chavismo ha sabido usar esa reunión como una demostración de que el régimen chavista es democrático y abierto al dialogo.

Relacionados  Activado sistema interamericano en la OEA para estudiar crisis de Venezuela

El segundo movimiento ha sido la invitación de la Empresas Polar al Consejo de la Economía Productiva despues de 17 reuniones donde se le había negado la entrada pero esta vez le abren las puertas para “demostrar” que estos rojos radiales son completamente democráticos.

Otros voceros como Jorge Rodríguez y Jorge Valero, radicales de pura cepa, en las última horas están abiertos milagrosamente al dialogo.


¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: