tsj-sacrificio-animales

(03/06/2016) La degradación moral que llegó a Venezuela con revolución chavista ha invadido todos los terrenos del quehacer nacional. Desde Cuba no sólo se importaron las malas prácticas políticas y hegemónicas sino también  las desviadas prácticas religiosas de brujería, palería acompañadas con violación de tumbas y sacrificios de animales en actos de brujerías.

Por ello no sorprende para nada que los magistrados del TSJ estén dedicando su tiempo a estudiar una sentencia que permitiría el sacrificio de animales en actos de brujería, según reseña Reuters, cuyo texto incluimos a continuación.

La máxima corte de Venezuela aceptó revisar si anula o no una prohibición de practicar sacrificios de animales en rituales religiosos dictada por autoridades en Caracas, tras recibir la petición de un practicante de la santería.

El Tribunal Supremo de Justicia del país petrolero admitió conocer la demanda que introdujo un abogado, que se define como seguidor de la religión Yoruba, en contra de una ordenanza municipal que dice viola la Constitución venezolana.

La carta magna contempla el derecho a la libertad de culto en la nación sudamericana, donde un 71 por ciento de la población se define seguidor de la religión católica, pero al menos uno de cada 100 practica la santería, según una encuesta de la firma local GIS XXI.

El caso abre el debate sobre cuáles son los alcances de la libertades religiosas en Venezuela, que atraviesa una profunda crisis económica agudizada por una crónica escasez de alimentos y medicinas.

“En nuestra religión Yoruba llamada Santería en efecto se hacen sacrificios de animales y este hecho no sólo no está prohibido por la ley adjetiva, sino que además está protegido por la Constitución”, dice un extracto de la demanda que incluyó en su sentencia la máxima corte al admitir conocer el caso.

Relacionados  Al final del día estas fueron las fechorías cometidas por el régimen ayer #22Dic (PSUV+TSJ)

El demandante considera que le corresponde al parlamento venezolano legislar sobre estas prácticas que sigue la religión Yoruba, una creencia que se ejerce desde que antiguos esclavos negros llegaron a la región traídos por colonos europeos.

El máximo tribunal se negó, sin embargo, a suspender la vigencia de la prohibición incluida en una ordenanza municipal que busca proteger la fauna doméstica libre y en cautiverio, mientras toma una decisión sobre esta demanda.

Reuters

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: