MarcoTulioDugarte

(03/06/2016) Nuevamente sale a la luz pública el caso de otro magistrado del TSJ envuelto en escándalos de corrupción y lavado de dinero. El turno le ha tocado esta vez al ex magistrado  Marco Tulio Dugarte Padrón, quien según denuncia presentada ante la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, habría lavado más de cuatro millones de dólares y tener en su haber la propiedad de 14 apartamentos a nombre de un testaferro plenamente identificado, así lo reseña el Diario Las Américas.

Un complicado caso salpica a un exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Marco Tulio Dugarte Padrón, quien enfrenta la acusación de utilizar a un supuesto testaferro para lavar dinero de dudosa procedencia, en una suma que asciende a 4 millones de dólares. También lo señalan de quedarse como propietario de una reconocida firma constructora en la nación sudamericana.

Una serie de artículos publicados en el diario La Razón, de Caracas, revela una extraña maniobra entre el exmagistrado Dugarte y  una persona identificado como Carlos García Urbano Taylor, con el propósito de apropiarse de la firma constructora Edivial C.A., cuyos socios salieron del país en el año 2010, forzados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Al respecto, una denuncia presentada ante la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional permitió conocer que “el magis”, como llamaba el supuesto testaferro al exmagistrado Dugarte, tendría en el Davos Bank, en Suiza, una cuenta con 4 millones de dólares a nombre de García, dinero que en parte inyectó a la empresa constructora, “para quedarse posteriormente con ella”, además de 14 apartamentos que se titularon a terceras personas y otros 3 a nombre del señalado testaferro.

La denuncia

En el contenido de la denuncia formulada ante la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, además de los nombres del exmagistrado  Marco Tulio Dugarte Padrón y el de Carlos García Urbano Taylor, también se reseña el de Alejandro Rivero Romano, representante de la firma Antiempresa 2006, quien sería otro presunto testaferro del exalto funcionario judicial venezolano.

Relacionados  ¿PIRATAS O NO? Una de estas tres joyas de la sala Constitucional no es doctora en Derecho

Asimismo, en la reclamación se menciona como afectados a los hermanos Humberto, Ricardo y Enrique Padrón, junto a su socio Rafael Ontiveros, los cuatro, ingenieros de profesión y copropietarios de la firma Edivial C.A., todos radicados actualmente en el estado de la Florida, Estados Unidos, y quienes demandan el reconocimiento de sus derechos como propietarios de la compañía y los dividendos obtenidos en un par de proyectos millonarios.

Entre los apartes más sobresalientes de la denuncia destaca una solicitud para justificar la existencia de una cuenta con 4 millones de dólares a nombre de Carlos García Urbano Taylor, su relación con el exmagistrado Dugarte Padrón y cómo este último logró pasar de una humilde vivienda a una lujosa mansión, y a poseer un yate.

De igual forma, los investigadores de la Asamblea Nacional tendrán que esclarecer cómo el exmagistrado Dugarte Padrón y sus hijos, un yerno y otras personas cercanas a él se convirtieron en los propietarios de 14 apartamentos de uno de los proyectos de la firma constructora. Existen evidencias de que los trámites de titulación de estos inmuebles se hicieron en la notaría de la esposa del exmagistrado, y algunos documentos supuestamente falsos también pasaron por el mismo despacho.

Según versiones extraoficiales, el exmagistrado vivía alquilado en un apartamento en el barrio El Marqués y de allí salió para una mansión en La Lagunita. También tiene un yate de 100 pies, que es uno de los más grandes del país, valorado en millones de dólares.

El Ex magistrado Marco Tulio Dugarte Padrón fue miembro de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y formó parte del grupo de los trece magistrados que solicitaron su jubilación sin que se cumpliera el periodo reglamentario asignado a su cargo (12 años), en diciembre del 2015 para permitir que el PSUV invadiera las distintas salas del TSJ con magistrados express que no cumplen con los requisitos del cargo y tienen una clara vocación partidista.

Más información en Diario Las Américas

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: