leopoldo-lopez-zapatero

(06/06/2016) De todos los ex presidentes que han solicitado desde hace dos años, entrevistarse con Leopoldo López en la cárcel de Ramo Verde, solamente José Luis Zapatero ha sido autorizado por el gobierno.

Eso ocasionó muchos comentarios y dudas en los medios de comunicación por cuanto se suponía que el supuesto dialogo sería con representantes de la Asamblea Nacional y otros líderes de la MUD. Se suponía también que la reunión “secreta” en Punta Cana había sido un preámbulo para definir las condiciones del diálogo, pero la visita de Zapatero a la cárcel de Leopoldo rompió con todos estos esquemas.

Las dudas que habían en un principio fueron despejadas por el mismo Leopoldo López quien a través de su cuenta de Twitter informó que “ninguna conversación o diálogo puede estar por encima del interés mayor: lograr el cambio Constitucional este 2016!”.

Igualmente afirmó rotundamente que “El cambio constitucional este 2016 por el que tanto hemos luchado no puede ser intercambiado por nada! El pueblo quiere revocatorio 2016”.

Durante la inesperada reunión en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, López trasladó a Zapatero un mensaje contundente frente a la posibilidad de cualquier cambalache político: «No negocio mi libertad por el referéndum revocatorio de Nicolás Maduro. Mi situación particular no forma parte de la ley de amnistía, ni de indultos presidenciales, ni de un diálogo nacional, ni de ninguna condición, ni del conjunto de peticiones que reclamamos al gobierno ante la comunidad internacional», aseguró el opositor, según explicó a ABC su abogado, Juan Carlos Gutiérrez.

Leopoldo López Gil, padre del preso político, describió de este modo el encuentro en su cuenta de Twitter: «La reunión con Zapatero fue una sorpresa para Leopoldo. No sabemos quién ni para qué la permitieron. Solo sabemos que hubo una sorpresa».

El «emotivo e intenso» encuentro entre Zapatero y López se produjo el sábado por la mañana en la planta baja de la cárcel, en el Anexo B de Ramo Verde, en una oficina pequeña de 4 por 4 metros, con cámaras ocultas destinada a vigilar las visitas familiares del líder opositor. Adriana López, la hermana menor de Leopoldo, fue testigo de excepción de la sorpresiva reunión. Cuando menos se lo esperaban, el expresidente del gobierno español entró en la habitación acompañado por alcalde del municipio Libertador de la capital, el chavista Jorge Rodríguez. Esa misma tarde, Zapatero emprendió su regreso a la República Dominicana.

Gutiérrez cree que el político socialista español «quería calibrar a Leopoldo, conversar con él y saber de primera mano de qué madera está hecho». El abogado considera que Zapatero ha sido autorizado a visitar al preso político de Ramo Verde por las «influencias» que tiene sobre el régimen chavista. Aunque fuentes en contacto con la reunión aseguraron a Efe que el hecho de que José Luis Rodríguez Zapatero se haya convertido en el primer líder internacional en dialogar en prisión con Leopoldo López es una prueba de que las gestiones internacionales empiezan a mostrar unos primeros avances con miras a establecer un diálogo para tratar de salir de la grave crisis política, social y económica.

De modo que Zapatero salió con las tablas en la cabeza. Su oferta engañosa no encontró cabida en el líder de Voluntad Popular. No podrá negociar nada con Leopoldo que no sea otra cosa que la salida de Maduro a traves del Referendo Revocatorio este año.

Con infoormación de ABC de España

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: