zapatero-oea

(21/06/2016) Este martes, mientras Rodríguez Zapatero hace uso de su derecho de palabra para dar a entender que el dialogo es más importante que el revocatorio consagrado en la Constitución, Ramos Allup prepara su artillería pesada que dejará bien sentada la posición de Venezuela frente a los abusos de poder y violaciones de DDHH del régimen de Maduro.

Zapatero, fiel a la línea establecida por el régimen de Maduro, detalló que entre los puntos en la agenda que tienen por delante, se encuentra en primer lugar, “abordar los conflictos entre poderes e instituciones” que ocurre en la nación suramericana desde el triunfo de la oposición, en los comicios parlamentarios, desde las elecciones del pasado 06 de diciembre y que les permitió tener en la actualidad mayoría en el parlamento. Pasa por alto el ex presidente español, que no debe haber conflicto si existen las leyes que lo resuelvan y la constitución establece claramente las atribuciones de la Asamblea Nacional y de los otros poderes públicos. Pretender “abordar los conflictos entre poderes e instituciones” apunta en la dirección de re-escribir las leyes, sin duda un deseo de Maduro que Zapatero espera complacer.

A pesar de los intentos de Zapatero de privilegiar el dialogo, es un precedente importante que el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, rechazó la solicitud del representante permanente de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Bernardo Álvarez, de suspender la reunión de dicho organismo internacional para discutir la situación de Venezuela, la cual está fijada para este jueves 23 de junio.

De modo que la situación de Venezuela queda en el tapete y seguirá ocupando titulares mientras el gobierno sigue con sus torpe empeño de atrasar el revocatorio.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Relacionados  Ramos Allup: Maduro, Delcy y Bernardo ¡Amárrense los pantalones que vamos con todo a la OEA!