chavez-muerto

(09/07/2016) Los tiempos cambian y las verdades se van revelando  a pesar de la opacidad de los velos que pretenden ocultarlas.  El caso de la muerte de Chávez no podrá resistir al paso del tiempo. En algún momento a través de las redes sociales muchos foristas afirmaron que la muerte ocurrió en algún momento de diciembre del 2012 pero este hecho fue negado por los voceros del régimen y para confirmarlo, montaron todo un teatro para dignificar al comandante eterno, que incluyó su traslado a Venezuela, supuestamente con vida, luego un tratamiento especialísimo en el Hospital General para luego informar su deceso el 5 de marzo del 2013. Su cuerpo, que muchos consideran que es un muñeco de cera, supuestamente fue colocado en el Museo de la Montaña con resguardo de militares que lo custodian día y noche.

Pero todo el misterio que envolvió la muerte de Chávez se va revelando por partes y no está lejos el día en que deba exhumarse el cadáver o el muñeco de cera para determinar exactamente las causas y fecha de su muerte.

Independientemente de lo que ocurra a futuro, el periodista Miguel Salazar, después de tres años, ya está casi convencido de que al comandante lo trajeron muerto. A continuación su explicación:

El enigma Chávez. Cada día que pasa, en los medios del PSUV se asegura que a Chávez lo mataron. Tengo años sin oír hablar de un circo; sin embargo, a veces, cuando me llegan cosas acerca de las circunstancias que rodearon el fallecimiento de Hugo Chávez, por momentos me asalta la duda y me pareciera asistir a un espectáculo.

¿Murió Chávez el 5 de marzo de 2013? ¿O todo fue una simulación? Hay una presunción según la cual Chávez no falleció en Venezuela. Tiempo antes al anuncio de su deceso, las áreas del Hospital Militar Doctor Carlos Arvelo (Caracas) fueron tomadas por funcionarios del Gobierno; ese mismo día se dijo que desde Cuba, Chávez sería traído a Venezuela. Ello no ocurrió.

El piso 9 del ala sur de referido centro asistencial continuó siendo un absoluto misterio. A esa área nadie tenía ingreso. En una oportunidad, el director del hospital, con la disposición de ver al renombrado paciente se dirigió al único ascensor que llevaba directo al piso 9, levantó el cordón que impedía el paso y fue abordado por un teniente: Le informo que no está permitido el acceso. El coronel (mostrándole su identificación) le preguntó airadamente: ¿Usted no sabe quién soy? Claro que sí, pero, entienda que cumplo órdenes, le contestó el oficial, al tiempo que se abría la puerta del ascensor de donde salió un mulato alto y corpulento que dirigiéndose al teniente le increpó: ¿Alguna novedad? Fue el momento que aprovechó el director para interponerse entre el joven militar y el hombre de acento caribeño: Sí, voy a subir al piso 9 porque soy el director del hospital, a lo que el mulato sin inmutarse, le dijo: Está estrictamente prohibido el acceso, y dándose media vuelta entró al elevador, dejando al coronel director lívido y boquiabierto.

Así fue siempre el desarrollo de la enfermedad de Chávez, los cubanos prácticamente lo aislaron. Lo cierto del caso es que existen fundados indicios para afirmar que a Chávez no lo trajeron con vida a Venezuela. Son pocos quienes podrían atestiguar sobre los últimos días del entonces Presidente, entre otros, están: Nicolás Maduro, Elías Jaua y Jorge Arreaza; aunque también, como testigo de excepción está el G/D José Adelino Ornella Ferreira.

Con información de Las Verdades de Miguel

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: