Lobosdisfrazadosovejas

(18/07/2016) No pretendió Robespierre presentarse como víctima de Danton. La revoluciones son duras, represivas, agresoras con quienes no comparten sus puntos de vista. Son ofensivas, no se presentan como víctimas. Lenin y Trotski no olvidaban que en el desarrollo de sus planes debían liquidar al adversario. Stalin fue más duro aún, a sus propios compañeros -Zinoviev, Kamenev, Trotski, Bujarin- los hizo víctimas de su odio revolucionario y vocación asesina. La mujer de Bujarin, durante más de veinte años fue prisionera en un gulag en Siberia.

Así tratan los estalinistas a las mujeres. Mao no fue un poeta organizando juegos florales. Ya viejo se le ocurrió una “revolución cultural” , con ella golpeó, ridiculizó, persiguió a los antiguos dirigentes de su propio partido. Fidel Castro no argumento que el Comandante Hubert Matos fuera un agresor, simplemente razones de la revolución fidelista obligaban a eliminarlo. No se disfrazaron de víctimas estos dirigentes de revoluciones.

Aquí en Venezuela la revolución no es sino un control militar-policial del Estado, un dominio burocrático apoyado en el ventajismo gubernamental-militar sobre el país. Puede estar en duda si es una revolución, lo que está claro es una dictadura cada vez más brutal y represiva sobre los ciudadanos. Los voceros chavistas argumentan ser víctimas de agresiones. Así Venezuela estaría permanentemente agredida por los Estados Unidos y por su gobierno “antidemocrático”. No son los tiempos del imperialismo tipo Teodoro Rooselvelt, no hay invasiones en América Latina, lo que hay es diálogo Obama-Castro. Continúan comprando el petróleo venezolano, no hay bloqueo comercial ni económico.

Han venido Shannon y Kerry a darse la mano con Maduro. Fracasan en política económica, expropian empresas generadoras de empleo y creadoras de riqueza; al agro lo arruinan, las empresas básicas de Guayana están en quiebra y los culpables no son ellos, sino los empresarios, los campesinos y los trabajadores. Inventan una supuesta guerra económica originada en quienes adversamos el mal Gobierno. Son artistas del lloriqueo, siempre las victimas, mientras encierran en prisión a sus adversarios, les niegan derechos democráticos que la Constitución otorga. Los estudiantes salen a manifestar como lo han hecho con todos los gobiernos, el gobierno los acusa de agresores, los priva de libertad, enjuiciandolos y torturándolos, los tienen en condiciones deplorables.

Ahora las cuatro señoras del Consejo Electoral se quejan de ser víctimas en su condición de mujeres. Ellas dirigidas por Jorge Rodríguez, de la camarilla fascista, lo que hacen es sabotear el proceso  del Referendo Revocatorio. Se disfrazan de víctimas cuando han sido permanentemente favorables al Gobierno. El régimen chavista nunca ha sido defensor de la mujer como tal, basta con ver el trato que la Guardia Nacional les  da a las mujeres humildes que hacen largas colas para comprar algún alimento escaso. Mal trato es el que este gobierno le ha dado a la mujer, que lo digan Delsa Solorzano, Liliana Hernández, María Corina Machado, Lilian Tintori , representantes de la oposición.

Por Víctor Hugo D’Paola en Tal Cual

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: