mango-de-maduro

(24/07/2016) El 22 de abril del 2015, Maduro conducía un autobús en Anzoátegui en medio de un acto proselitista, cuando de repente recibió un fuerte mangazo en la cabeza que lo obligó a detener brevemente la marcha del autobús. Luego de recuperarse del impacto, recogió el pequeño mango del piso del autobús, lo mostró a través de la ventanilla del autobús y se lo regreso a la muchedumbre que estaba allí.

Días después como por arte de magia, aquel pequeño mango que había desparecido entre la multitud regresó convertido en uno mucho más grande y lo presentó en su programa Contacto con Maduro, como si fuera una solicitud de una mujer que necesitaba una vivienda.

En el mismo programa anunció que la señora que había lanzado “amorosamente” el mango, lo que necesitaba era una vivienda y él generosamente anunció alli mismo que le adjudicaba la vivienda solicitada. Días después, el “mandatario” rogó a sus amorosos seguidores que no le lanzaran mas mangos pidiendoles cosas.


¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: