el_sentado_asesinado

(27/07/2016) El agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), Sandalio González dijo que un testigo cooperante que llevó a la captura de los narcosobrinos Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fue asesinado en diciembre pasado en Honduras.

Los primos Flores fueron detenidos en Haití a finales del año pasado cuando intentaban ingresar un cargamento de 800 kilos de cocaína y vender el producto. Los dos jóvenes se han declarado no culpables y los dirigentes venezolanos consideran su encarcelamiento como un secuestro.

González hizo los señalamientos mediante una declaración jurada e identificó al testigo asesinado como “CW-1”, según informó la publicación digital SienteAmérica.

El cooperante comenzó a brindar información a partir de mayo del 2015, con el fin de obtener un acuerdo con las autoridades por su ayuda y en última instancia  lograr la indulgencia de la sentencia, ya que estaba acusado de un delito de drogas en el distrito sur de Nueva York, de acuerdo al agente González.

El agente antidroga de EE.UU indicó que el testigo cooperante era un traficante de drogas en Honduras y estaba confinado a una silla de ruedas por lo cual tenía el apodo de “El Sentado”. Y nunca portó equipos de grabación proporcionados por la DEA.

Campos Flores aseguró que a “El Sentado” le pagaron unos $900.000 para que facilitara la recepción de la cocaína en Honduras y para que les diera a sus contactos “una tajada”. Según el agente González, este hombre fue asesinado en diciembre de 2015.

Relacionados  Así era la ostentosa vida que llevaban los narcosobrinos y el Hamudi

Según la publicación, el mismo agente, el pasado 3 de octubre del 2015 el testigo CW-1 le informó que un hondureño lo había puesto en contacto con dos venezolanos interesados en participar en el tráfico de cocaína.

Sin embargo, González negó que hubiese autorizado la grabación de la reunión entre el testigo cooperante y los venezolanos, indicando que CW-1 dijo que grabó el encuentro con un teléfono celular, aunque al final dijo que no registró la conversación.

Por su parte, la defensa de los primos Flores pidió ante el juzgado que no se acepten como pruebas las grabaciones hechas con teléfonos celulares del encuentro.

La DEA informó en los tribunales que el único testigo autorizado fue CW-1  y que el mismo no contaba con equipos de grabación, señalando que el mismo fue asesinado en Honduras en diciembre pasado.

El Tiempo de Honduras

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: