maduro-sin-rumbo

(05/08/2016) Cinco ministros de economía en tres años de gobierno (¿o cogobierno?) de Maduro. “Elemental Watson” diría Sherlock Holmes si viviera. No hay rumbo. Hay dogma únicamente. Si el Plan de la Patria destruyó al país y lo llevó al siglo XIX y no al XXI hay que insistir en él para mantener viva la memoria del destructor, del Atila rojo rojito que fue Hugo Chávez.

Oyendo a Maduro decirnos que Cilia muele el maíz y entre los dos hacen las arepas, como hace más de 56 años, antes de que se comercializara la harina precocida bajo la denominación comercial PAN, entendemos ese apego al pasado, ni siquiera a la Edad Media sino a la época colonial.

De lo que alguna vez conté aquí de como un funcionario de Chávez en el ministerio de Planificación observaba, con otro compañero rojo, desde una ventana del Palacio Blanco la avenida Urdaneta y soñaban ambos con volver a la época de Bolívar, con esas calles de tierra y arados, caballos  y el Ávila lleno de cultivos. Retroceso acelerado mental lo que los hace accionar más atraso y problemas que ya estaban subsanados en la democracia que tuvimos.

Maduro, hoy de esgrimista, da lances para uno y otro lado mientras el barranco acecha. Pérez Abad lo poco que había logrado  fue al menos conversar con gente productora y que hace esfuerzos para enfrentar la destrucción de nuestra capacidad alimentaria y empresarial, pero el peso del pensamiento dogmático “cubano-marxista-leninista-castrista-chavista” se impuso desde el área radical que con el ala militar del ministro Marco Torres torpedeaban toda iniciativa de su colega de gabinete. A pesar de que Pérez echaba la culpa del caos a la guerra económica y a los Estados Unidos y nunca a las políticas rojas.

Aquí lo alertamos pero el punto de ebullición llegó cuando Pérez Abad –  aprovechando la declaración del ministro de petróleo y presidente de PDVSA, Eulogio del Pino, en la 38ª Asamblea de la Cámara Petrolera de Venezuela, cuando dijo: “Debemos ir a nuevo modelo con mayoría del sector privado y eso pasa por un reconocimiento de errores: creo que lo que se hizo en el lago de Maracaibo tuvo muchos errores, debemos reconocerlo y hemos ido a un esquema en el cual a todos aquellos empresarios, que aún quieran continuar, vamos a devolverle sus actividades”-  desde Panamá, donde negociaba con otros funcionarios rojitos la importación de alimentos de la que hablamos el martes se atrevió a admitir que “hay algunas empresas que pueden entrar en un proceso de devolución, si no son estratégicas para el Estado”. La ira del “Atila agrícola” Elías Jauja no se hizo esperar y desde allí le dio “casquillo” a Maduro para que saliera de ese “oligarca disfrazado de revolucionario”. Uniósele el general Torres y la patada nocturna fue vista en vivo

Runrunes de Bocaranda

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: