maduro-enfermo

(20/08/2016) Ángel Monagas, columnista, político y profesor universitario, escribió en su columna “Caiga quien caiga” impactante información sobre la supuesta enfermedad que estaría padeciendo el primer mandatario de Venezuela.

En las revelaciones escritas por el columnista, Maduro estaría sufriendo de constantes mareos y cansancio permanente, lo que lo obliga a permanecer sentado, es por esta razón que se la ha visto últimamente sentado y no de píe. Según detalla Ángel Monagas en su columna “Caiga quien caiga”.

“Suda. Respira fuerte. Su boca se tuerce “anormalmente”. Su mirada se pierde algunas veces”, detalla Monagas quien indicó que la información fue suministrada por altos funcionarios.

Esto fue lo que escribió Monagas en su columna:

La semana pasada estuve por los lados de la avenida Urdaneta. Como siempre nervioso por el tema de la inseguridad. Muy cerca de Miraflores escuche a dos funcionarios hablar sobre la enfermedad del Presidente Maduro. Ellos creyendo que nadie les prestaba atención decían “Como Chávez tampoco terminara de ver la cag…que ha hecho”.

Inmediatamente recordé todos los comentarios que corrieron por estas mismas calles sobre el Comandante que se creyó “Eterno”. Los seres humanos nunca nos percatamos que pasaremos más tiempo muertos que vivos y nos creemos “inmortales”. Los funcionarios en cuestión mencionaban “mareos y cansancio permanente” y que no puede estar de pie por mucho tiempo.

Curiosamente algunos desconocidos portales, esos que dicen muchas cosas y el gobierno no les presta atención en la falsa apreciación de que nadie los lee, señalan algo que es cierto: Sus últimas apariciones casi todas son sentado y cuando se levanta es por poco tiempo. El sobrepeso, muy exagerado que ha mostrado el Presidente pudiera justificar esto.

Otros aseguran que sufren de AFASIA, un trastorno del lenguaje que se caracteriza por la incapacidad de comunicarse mediante el habla, la escritura o la mímica y se debe a lesiones cerebrales. Siempre he creído que el Presidente está “tocado” de la azotea. Me dedico a observar detenidamente a los políticos cuando hablan. Lo que dicen a través de su voz y lo que expresan corporalmente. Maduro tiene un divorcio en esa materia.

El miedo recorre su cuerpo. Suda. Respira fuerte. Su boca se tuerce “anormalmente”. Su mirada se pierde algunas veces. Repite como diciéndolo así mismo. Muletillas tras muletilla. No es nada normal. Los médicos opinarán y seguramente el propio Presidente lo hará. Otros columnistas con mejor información darán detalles. Lo que sí sé es que con Chávez la cosa empezó así. ¿Falso? ¿Cierto? ¿Otro invento del G2 Cubano para desviar atención? Todo es posible. Cualquier símbolo de debilidad lo pudiera sacar del juego, bien por los que se autodenominan “Los Hijos de Chávez”, o bien por los militares que no quieren renunciar al poder y a los privilegios. (Siente América)

Lo que le recomiendan

No puedo asegurar que padecimiento, solo lo que me informan. Aclaro que no hablo de enfermedad terminal. Que un Presidente este enfermo es normal. Que no se informe a la Opinión Pública es anormal para un gobierno que se dice serio pero, normal para un estilo totalitario de gobernar. El hombre tiene una gran presión. Casi no duerme.

Está bajo observación médica constante. Anímicamente no está bien. Toda la situación le está afectando. Alguien muy cercano me indica que han tratado de aislarlo de personal de su confianza. Tienen un cerco para poder acceder a él, incluso hizo un llamado a una funcionaria de confianza y pregunto ¿Dónde está? Ella no tenía acceso pues se lo habían negado. Tuvo que ser él, que al notar tanta ausencia, dijo a una persona “Llámamela quiero verla”, está a su vez se le presentó y le dejó claro varias cosas, entre ellas unas que esta funcionaria descubrió de personas muy cercanas al fallecido.

¿Se repite la historia del Eterno? Otros intentan convencer al Presidente que renuncie por su salud. Incluso han llegado a proponerle que al dejar la Presidencia, se lance de Gobernador en Miranda o de Alcalde Mayor, al fin y al cabo en política no se puede hablar de muertos, solo de bajos perfiles y en esos cargos garantizaría la protección a su familia. (Juicio a la Noticia)

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: