italia-terremoto-24ago

(24/08/2016) El centro de Italia se ha visto sacudido esta madrugada por un fuerte terremoto de 6.2 en la escala de Richter, que ha causado grandes destrozos principalmente a las localidades de Perugia, Accumoli, Pescara, Norcia y Amatrice. De acuerdo con los ultimos reportes, Al menos 20 personas han muerto, aunque se teme que el balance sea mayor ya que habría personas bajo los escombros.

El fuerte seísmo ha provocado numerosos daños en edificios, especialmente en las regiones de Lazio y Umbria. La localidad de Amatrice ha quedado prácticamente destruida.

“LA MITAD DE LA CIUDAD HA DESAPARECIDO”

Por su parte, el alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, ha subrayado que las carreteras de entrada y salida están cortadas, agregando que “la mitad de la ciudad ha desaparecido”. “Hay mucha gente bajo los escombros. Me temo que haya muertos”, ha manifestado, tal y como ha recogido el diario italiano La Repubblica. “Se han hundido edificios, esto es un verdadero drama, están en medio de un pueblo que ya no está” (…) “Se oyen voces que salen de los escombros” (…) “Esto es un código rojo, la situación es dramática”, añadió el alcalde.

Por último, en Pescara del Tronto, en Arquata (Las Marcas), han fallecido otras dos personas por el derrumbe de su vivienda, según los carabineros, que han precisado que sería una pareja de ancianos. “El pueblo ya no existe, casi todas las casas de Pescara del Tronto se han derrumbado”, ha señalado el alcalde de Arquata del Tronto, Aleandro Petrucci, a Adnkronos.

El seísmo ha causado un número aún indeterminado de heridos que están siendo transportados a varios hospitales de la provincia de Rieti, ya que los centros médicos de estas localidades como Amatrice han sufrido daños e incluso se están trasladando los enfermos ingresados. Los servicios de Protección Civil y el Ejército italiano han sido movilizados y ya se excava entre los escombros de las localidades afectadas para liberar a algunas personas que han sido atrapadas.

De Amatrice llegan las primeras declaraciones tras la catástrofe, recogidas por el periódico italiano Corriere della Sera.

“¡Corred, corred, todos fuera!”. Estas son las primeras palabras que escuchó Paola Mancini tras el fuerte temblor. La mujer, de 79 años, se encontraba ingresada en el hospital Grifoni cuando, tras la sacudida del suelo, una enfermera comenzó a gritar apremiando a los internos a salir cuanto antes a la calle. “Estábamos dos personas en la habitación de Urgencias. Nos levantamos y empezamos a correr como pudimos. Al instante estamos en el pasillo, donde nos encontramos a un médico que nos tranquiliza como puede”, afirma la anciana de 79 años. Paola Mancini ingresó en el centro hospitalario el martes y esta mañana se encontraba en la calle junto al resto de 14 ingresados en el hospital. “Ha sido una sacudida larga y terrible. Hemos tenido miedo, nos hemos quedado paralizados por el terror”, continúa. “Ha habido momentos de pánico, pero los enfermeros han sido muy profesionales y nos han hecho alinearnos rápido en la calle”.”Mi mujer ha muerto”La afectada afirma que una vez en la calle se ha dado cuenta del drama en el que se encontraban. “Cuando ha llegado la primera ambulancia, sobre la camilla iba un hombre cubierto de sangre. No lo he reconocido, pero sé que era habitante de la localidad. No paraba de llorar y repetir: “Mi mujer ha muerto, mi mujer ha muerto porque nuestra casa se ha derrumbado”.Por su parte, el alcalde de la localidad se ha mostrado muy afectado por la catástrofe. “La ciudad está prácticamente derruida. Hay gente bajo los escombros”, ha afirmado el dirigente.”Un terremoto así no lo sentía desde el 97′”, afirma Andrea Luccioli, profesora, en declaraciones a la Rai. Ese año un terremoto sacudió la región de la Valnerina cuando era directora del colegio. “Dos fuertes sacudidas en la noche han llevado a la gente a abandonar sus casas y mantenerse en las calles”, finaliza.A pesar de los daños en el patrimonio cultural y la ciudad de Norcia, el alcalde Nicola Alemanno ha afirmado que los daños han podido ser mayores. “La estructura antisísmica de las viviendas ha salvado muchas vidas”.Dos niños rescatados en Pescara del TrontoEn Palermo del Tronto, donde por el momento se estima que hay 100 desaparecidos, se ha conseguido rescatar bajo los escombros a dos niños de 4 y 7 años. Los pequeños se encontraban en casa de su abuela, cuando tras el terremoto los tres se han escondido bajo la cama. Según afirma la Rai, los gritos de la anciana se escuchan bajo los escombros mientras los bomberos intentan rescatarla.El recuerdo de anteriores terremotos ha acudido a la mente de todos los habitantes de la zona. “Es comparable a la intensidad de Aquila”, ha afirmado Fabrizio Curcio a La Stampa, jefe del Departamento de Protección Civil, rememorando el temblor de 5.8 de magnitud en la escala de Richter que se produjo en el año 2009 en el centro de Italia y que provocó más de 300 muertos.En Amatrice, la localidad más afectada por la catástrofe, hacen un llamamiento a todos los médicos de la zona tras el derrumbamiento de su hospital. “Hemos alertado a todos los médicos en servicio. En este momento somos el centro sanitario más cercano al epicentro, ya que el hospital de Amatrice se ha derrumbado y es inaccesible”, informa al Corriere della Sera uno de los profesionales del hospital San Camilo de Lellis en la localidad de Rieti.

Relacionados  Fotos dramáticas del sismo que estremeció a Amatrice dejando al menos 247 fallecidos


¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: