estatua_stroessner

(08/09/2016) El gran misterio de la política es porqué tantos ciudadanos se dejan dominar por unos pocos. La democracia, desde que naciera en Grecia en el siglo V a.C, tiene como gran virtud que ese dominio, al menos en teoría, es representativo, es decir, quienes ejercen el poder están ahí por delegación. Desde este punto de partida, cuesta entender cómo a lo largo de tantos y tantos siglos los dictatores han hecho y deshecho a su antojo sin que los habitantes de sus dominios se levantasen contra ellos. Una característica que une a todos o casi todos de estos detentadores del poder es que les gusta, más bien les encanta, que les alaben. El culto a sus personas es una de sus obsesiones. Las estatuas son uno de los mejores ejemplos de esta monomanía. A mayor megalomanía, más grande será la escultura que manden erigir en su honor. Cuando se producen las revueltas, casi siempre terminan derribando o mutilando las imágenes de sus odiados dominadores.

Ucrania

En septiembre del 2014, se difundió un video donde se ve a unos cientos de ucranianos nacionalistas y fascistas –pro Kiev- derribar una estatua de Lenin en la ciudad de Járkov. Fue una demostración de su ánimo “anti ruso”, en medio de la enemistad creciente con Rusia y con Putin.

Sadam Hussein

También están las estatuas derribadas de Sadam Hussein y Gadafi. La segunda invasión estadounidense de Irak culminó simbólicamente el 9 de abril de 2003 cuando un marine, Edward Chin, se encaramó a la estatua gigante del dictador, le puso una cadena al cuello, le enfundó la bandera de las barras y las estrellas y la estrelló contra el piso unos segundos después.

Gadafi

Lo mismo le sucedió a su compañero de obsesiones, el coronel Gadafi, que se perpetuó en el poder en Libia durante 42 interminables años. En su caso era un enorme puño de oro con un avión estadounidense entre sus dedos el que representaba su dominio. Los rebeldes se encargaron bien pronto de dar buena cuenta de ella.

Francisco Franco

Hablando de dictadores y de 40 años de dictadura, imposible olvidar a Franco. El Caudillo a caballo veía pasar el tiempo y a los paseantes en la plaza del Ayuntamiento de Santander hasta que en 2008 decidieron retirarla de la circulación. Algo parecido, pero de noche, le ocurrió a otra de estas esculturas, en este caso, la estatua que estaba la Plaza de San Juan de la Cruz de Madrid. En ambas ocasiones no hubo necesidad de ningún levantamiento. Lo que sí se levantó fue una importante polvareda por parte de los pocos pero ruidosos partidarios que todavía hoy tiene Franco. Aunque a veces haya que esperar mucho tiempo, a toda estatua de dictador le llega su hora.

Chávez

Después de muerto en diciembre del 2012 o en algún momento del 2013, los chavistas le siguen rindiendo culto a comandante “eterno” erigiendo varias estatuas que se han estado colocando en sitios públicos tanto en Venezuela como en otros países de la región.

Según comentan en el diario ABC.es, La primera de las esculturas la realizó el escultor cubano Rafael Barrios de tamaño natural del presidente fallecido Hugo Chávez que sería incorporada en el Museo de Cera en Cuba. Muchos que lo vieron de manera rasante en su ataúd en el Cuartel de la Montaña (CDLM) durante sus funerales,  comentan que su rostro tenía el brillo y color de la cera. Este es otro misterio que se lo llevó a su tumba.

En Mérida

La primera estatua pedestre de Chávez fue colocada en en Mérida, en julio del 2014 con motivo del aniversario del nacimiento del comandante ”eterno”. Fue colocada en  la avenida Urdaneta de la capital del estado Mérida, específicamente en la plazoleta de la Corporación de Salud (Corposalud). Es una estatua de bronce de 2,20 metros de altura y pesa 350 kilogramos. El diseño, modelado y construcción de la obra, fue realizado en su totalidad por el artista Manuel Suescun en la parroquia Mucuchíes, municipio Rangel del estado Bolivariano de Mérida. La estatua fue colocada en la entrada de la gobernación del estado y tiene protección día y noche.

estatua_chavez_merida

Fuerte Tiuna

También fue colocada una estatua suya jugando beisbol en el Fuerte Tiuna, sede del Ministerio de la Defensa.

estatua_chavez_fuertetiuna

Guatire

Pero la más grande estatua de Chávez que mide tres metros de altura la hizo el artista plástico Julio César Briceño, en Guatire, Miranda, cerca de Caracas.

estatua-chavez-guatire

En el Cerro de El Ávila

En el cerro Ávila hay un busto de Chávez escondido entre los matorrales junto a Simón Bolívar y como era de esperarse, al lado de Chavez está tambien la bandera de Cuba como recordatorio de su patriotismo.

estatua-chavez-avila

La primera en caer

En febrero del 2014 una estatua del fallecido presidente Hugo Chávez fue decapitada en San Antonio del Táchira, en el marco de las intensas protestas que se mantienen en esa ciudad del país. Los gochos derribaron la estatua ubicada en la plaza San Antonio del Táchira , pese al amplio despliegue militar que hay en la ciudad.

La segunda en caer

En septiembre del 2015, usuarios de Twitter informaron que una estatua busto del ex mandatario Hugo Chávez fue destruido por los transeúntes del paseo turístico en Camaguán, en el estado Guárico. Usuarios de la red social han comentado que el derribamiento del busto pudo haber ocurrido luego de conocerse la sentencia del dirigente político, Leopoldo López.  


Otra que no escapó

En Yaracuy una estatua colocada en la Plaza Sucre y Chávez fue quemada.



¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: