vladimir-cilia-flores

(10/09/2016) En la audiencia celebrada este jueves, resultó sorpresiva la declaración de un agente de la DEA quien aseguró que Bladimir Flores, alto directivo del CICPC, está vinculado con Franqui Francisco Flores de Freitas y a Efraín Antonio Campo Flores, sobrinos de la primera combatiente que fueron capturados en Haití cuando supuestamente intentaban llevar a EE.EE. 800 kilos de cocaína.

Se trata del agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) que encabezó la operación que condujo a la captura de dos sobrinos de la Primera Dama de Venezuela, quien testificó que un informante confidencial, conocido traficante de drogas, había recibido una llamada en octubre de un funcionario venezolano de nombre Vladimir o Bladimir Flores.

González sostuvo que Efraín Campo, de 29 años, y Francisco Flores, de 30, arrestados el año pasado en Haití, tenían conexiones en las más altas esferas del gobierno venezolano, con acceso a aviones y grandes cantidades de cocaína.

¿Quién es Vladimir Flores?

Vladimir Flores es un funcionario policial de carrera con más de 20 años en el área,  experto en dactiloscopia, inspector general de la policía de investigación de Venezuela, conocida como CIPCP. Para 2002 Flores se desempeñaba como jefe de la División de Técnica Policial de la antigua PTJ. También fue jefe del departamento de Inspecciones Oculares. Luego fue nombrado jefe de seguridad de la Asamblea Nacional y el último cargo que ocupó fue en el Consulado de Venezuela en Curazao.

Usaban la rampa presidencial

“Ellos indicaron que básicamente tenían el control del aeropuerto y podían despachar un avión vía la rampa presidencial”, dijo González al referirse al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía, a las afueras de Caracas.

Son  jóvenes que no tenían la capacidad para conducir una operación de esa magnitud (??)

Durante la audiencia del jueves en la corte federal de Nueva York, los abogados de la defensa describieron a sus clientes como dos jóvenes que no tenían la capacidad para conducir una operación de esa magnitud. Destacaron las declaraciones de testigos confidenciales que afirman que los sobrinos de la Primera Dama de Venezuela no habrían podido conducir esa operación.

Relacionados  Situación muy difícil para narcosobrinos. Piden nueva prórroga para iniciar el juicio

Los abogados acusaron a los agentes estadounidenses de conducir una investigación llena de fallas, de no informar a sus clientes de sus derechos, de no grabar importantes conversaciones y de depender de narcotraficantes deshonestos.

Durante la primera parte de la audiencia, un oficial haitiano describió el momento del arresto de Campo y Flores.

La historia del arresto de estos dos individuos fue el primer testimonio en un tribunal abierto que detalla cómo Campo y Flores se convirtieron en acusados en un encausamiento de fuerte tono político que subraya el papel de la élite gobernante de Venezuela en el tráfico de drogas.

Los dos hombres han pedido al juez que elimine las supuestas confesiones que hicieron durante el vuelo a Estados Unidos y alegan que sus declaraciones cuando estaban bajo custodia de agentes estadounidenses no son admisibles porque no les informaron de sus derechos y temían por sus vidas, pensando que los habían secuestrado.

El gobierno venezolano ha acusado a Estados Unidos de fabricar el caso en un esfuerzo por socavar la administración de Maduro y que éstos y otros encausamientos de altos funcionarios y militares venezolanos son parte de un plan que incluye el apoyo de Washington a un referendo revocatorio que pudiera poner fin a la presidencia de Maduro.

El Nuevo Herald y Runrunes

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: