enrique_marquez

(13/09/2016) Lo que para muchos era impensable, está ocurriendo. Un sector de la Mesa de la Unidad ha estado sentada en una mesa de dialogo clandestina a pesar de que públicamente afirmaban que el diálogo solo sería viable para acordar el revocatorio este mismo año 2016 y exigir la libertad de los presos políticos.

No sabemos si estás son las exigencias que la MUD está planteando en esa mesa de dialogo clandestina, lo cierto es que una muy polémica declaración hecha por el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Enrique Márquez, en entrevista al diario Panorama, aseguró que “los avances del diálogo aún no pueden mostrarse a la opinión pública”.

Tras el comentario, las redes sociales estallaron con presunciones sobre posibles “tratos” entre el gobierno y la oposición. Otros, aseguraron que el diálogo es normal en cualquier disputa política por lo que no había necesidad de alarmarse. En la red social Twitter, Enrique Márquez se mantuvo como tendencia la mañana de este lunes.

Ante la pregunta: “¿Cómo va el tema del diálogo?”, Márquez respondió: “Se podría decir que está en una etapa interesante, pero todavía no para mostrarse a la opinión pública lo que se ha logrado, pero hay algunos avances”.

Y agregó: “El tema del diálogo para algunos suele ser extraño y la gente lo percibe como algo inusual, resulta ser que en todos los países eso ocurre todos los días. En Venezuela lo ven extraño por la intolerancia, pero ese tiempo está muriendo. El país no puede seguir en eso”.

Enrique Márquez admitió que tres semanas antes de incorporar a los Diputados de Amazonas, tuvieron una reunión con José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos, quienes les afirmaron que hablarían y gestionarían este caso en siete días, pero que no pasó nada.

Es importante que la Mesa de la Unidad entienda que el momento político que atraviesa Venezuela exige lideres que sepan entender y canalizar la voluntad del pueblo expresada en las elecciones parlamentarias del #6D y posteriormente en la Toma de Caracas ocurrida el #1S. Cualquier decisión que contradiga esa clara expresión de voluntad será nefasto para ellos como líderes y sobre todo para Venezuela.

Con información de Sumarium.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: