nacionalidad-maduro

(19/09/2016) Existe una conspiración de alto nivel, en la que participan no solo los gobiernos de Cuba y de Venezuela, sino también dirigentes colaboracionistas de la MUD, para ocultar la verdadera nacionalidad de Nicolás Maduro.

A pesar de todas las pruebas que se han presentado públicamente, como el hallazgo de una partida de nacimiento fabricada; y a pesar de las evidencias abrumadoras sobre la nacionalidad colombiana de Maduro, el Gobierno mantiene un escandaloso silencio al respecto. Mientras que, dentro de la oposición, hay una resistencia feroz para hablar del tema.  

Hace tres años, Ramón Guillermo Aveledo, entonces jefe de la MUD, dijo que la nacionalidad de Maduro era “irrelevante”.

Teodoro Petkoff declaró que el asunto era “intrascendente”.

Henry Ramos Allup, quien todavía no era Presidente de la AN, dijo que había que “pasar la página” respecto a los orígenes de Maduro. 

En febrero de este año, la diputada Dennis Fernández (AD) prometió que en dos meses tendría listo un informe sobre la nacionalidad de Maduro. Pasaron ya siete meses y la diputada no ha dicho ni pío. En marzo de este año, Capriles dijo a través a su cuenta de Twitter que pedirle la partida de nacimiento a Maduro era promover la “xenofobia”. En junio pasado, Ramos Allup declaró desde Estados Unidos que “no tenía pruebas” sobre la nacionalidad colombiana de Maduro, pese a que la carga de la prueba no recae sobre la Asamblea, sino sobre el propio Maduro, como lo ha explicado mil veces la magistrada emérita Blanca Rosa Mármol de León. 

Relacionados  Maduro es colombiano. Eso afirman analistas del hermano país en Radio Caracol

Recientemente, la diputada Melva Paredes reveló un nuevo análisis forense sobre la partida amañada de Maduro, y envió una carta a Ramos Allup solicitando que se discuta el tema con carácter de urgencia en la Plenaria de la AN. Difícilmente puedan negarle un derecho de palabra a esta diputada, porque la presión para que se aclare el asunto es demasiado grande, incluso dentro de las Fuerzas Armadas.

Si le conceden el derecho de palabra, ¿cuál será la intención? ¿Será para matar el tema, votando negativamente antes de que el escándalo crezca? ¿Será para chantajear a Maduro, “si no  me das tal cosa dejaremos que hable Melva Paredes”? ¿O de verdad será para destituir a Maduro por colombiano?

Ramos Allup y demás dirigentes de la MUD deben meditar muy bien cuáles serán sus próximos pasos. Cuando quede claro que el RR no va este año, las presiones para salir de Maduro por otras vías serán enormes. Si la AN no destituye a Maduro con el Decreto Gramcko, entonces vendrá un golpe militar, como el propio Ramos Allup avizoró en su artículo de ayer . Ramos Allup ¿qué prefieres? La decisión está en tus manos. 

@LuisSemprumH

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: