timoteo-zambrano

(19/09/2016) La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó este domingo 18 de septiembre que hará una “inmediata reestructuración” de la Coordinación Internacional de la Mesa de la Unidad, instancia que está a cargo del diputado a la Asamblea Nacional y dirigente del partido Un Nuevo Tiempo, Timoteo Zambrano.

A través de un comunicado, la coalición opositora explicó que se planteó la medida “a los efectos de fortalecer el buen trabajo que se ha hecho hasta ahora y de ampliar la participación de todos los talentos y capacidades que puedan ayudar a fortalecer en el ámbito mundial la lucha del pueblo venezolano por el cambio democrático y pacífico que una determinante mayoría reclama con urgencia”.

El anuncio surge luego de que Zambrano, en declaraciones difundidas el pasado 15 de septiembre en el diario El Universal, considerara “inaceptable” la postura de los cuatro países fundadores del Mercado Común del Sur (Mercosur) –Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay– de suspender a Venezuela del bloque comercial el próximo 1º de diciembre si no cumple con los requisitos establecidos en el ordenamiento jurídico del organismo para formalizar su adhesión.

Zambrano argumentó que tal decisión implicaba una “maniobra” que afectaría “severamente” el ingreso y la salida de los venezolanos que viven en los países que conforman el Mercosur. También el diputado alertó que la medida podría acarrear una posible expulsión del país del Parlamento del Sur (Parlasur), lo que, a su juicio, obligaría a regresar a Venezuela a miles de ciudadanos que emigraron hacia las naciones sudamericanas debido a la situación económica y política del país.

Las apreciaciones de Zambrano fueron cuestionadas por el diputado opositor y presidente de la Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional, Luis Florido, quien señaló que el pronunciamiento de su colega parlamentario era “aislado” del resto de los partidos que conforman la MUD. Por su parte, el secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús “Chúo” Torrealba, indicó el pasado 16 de septiembre que las palabras del diputado fueron dichas “a título personal”.

Declaraciones “malinterpretadas”

Minutos después de que la MUD difundiera el anuncio, Zambrano emitió un comunicado en el que aseguró que sus declaraciones habían sido “malinterpretadas” y reafirmó su postura ante la decisión tomada por el Consejo de Cancilleres del Mercosur.

Relacionados  Chúo Torrealba, un malabarista en la cuerda floja ¿Lo dejaremos caer?

“Mis declaraciones solo se han circunscrito a la problemática migratoria y lo que representaría la suspensión de Venezuela por el incumplimiento del gobierno venezolano para los cientos de miles de venezolanos que buscan libertad y un futuro mejor y quedarían en indefensión. En mi trabajo político siempre he asumido la defensa de los venezolanos que han tenido que emigrar del país por las condiciones económicas, sociales y de persecución política, buscando mejores condiciones de vida que este régimen no le ha proporcionado”, dijo el dirigente de Un Nuevo Tiempo.

Zambrano reiteró que la decisión del Mercosur es contraproducente a los intereses de Venezuela y la política integracionista de Latinoamérica. “He mantenido que no podemos respaldar ninguna decisión que suspenda o expulse a Venezuela y menos aún cuando la Unidad Democrática tiene por primera vez una mayoría de 17 diputados contra 6 del oficialismo, en una tribuna política tan importante como lo es el Parlasur”.

Resaltó que los “reiterados ataques” que ha recibido tras sus declaraciones –especialmente por representantes de la oposición venezolana–, obedecen a que ha mantenido una postura firme que apuesta al diálogo como salida pacífica y constitucional a la crisis del país.

“Es inaceptable que sectores políticos de oposición asuman las mismas conductas de violencia, intolerancia, descalificaciones, amenazas e instigación al odio que hemos venido adversando durante más de 17 años de este gobierno (…). Estamos convencidos que quienes nos atacan dentro de la oposición le hacen un flaco servicio a la Unidad y a la lucha por la democracia venezolana”, enfatizó.

La MUD recordó que la exigencia del Mercosur a Venezuela obliga al Gobierno a reunirse con la Asamblea Nacional (AN) debido a que parte de los requisitos que pide el bloque comercial al país para su adhesión consiste en la formalización de diversos tratados, cuya validez debe ser aprobada por el Poder Legislativo. “De esta forma, Mercosur hace una contribución fundamental y concreta para superar la situación de secuestro que hoy padece la democracia venezolana”, expresó la organización política.

El Pitazo

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: