(13/10/2016) El Ministerio Público condenó a 17 años de prisión al teniente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Richard Sánchez, por su responsabilidad en el tráfico de 450 panelas de cocaína, decomisadas el 17 de marzo de 2015 en una aeronave que aterrizó en República Dominicana, proveniente del aeropuerto Caracas, ubicado en Charallave del estado Miranda.

Al oficial y a otros dos sargentos de la GNB, Pablo José Gil Loyo y Omerly Salcedo, les correspondió la revisión de la aeronave que partió de Charallave con destino al país caribeño con el alijo de drogas, caso por el que están en juicio otras ocho personas.

Antes del inicio del debate oral en el Tribunal 1º de Juicio del estado Miranda, los fiscales 3º y 27 nacionales, Javier Quintero y Yemina Marcano, respectivamente, ratificaron la acusación contra el teniente por incurrir en los delitos de tráfico ilícito agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas y asociación para delinquir. 

El señalado cumplirá condena en el Internado Judicial de El Rodeo II.

Dos sargentos y un comerciante están en juicio por su presunta participación en el delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas. Otras cuatro personas están privadas de libertad por el delito de legitimación de capitales y asociación para delinquir.

La Verdad


Relacionados  ¿Necesitamos fuerzas armadas?

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: