(14/10/2016) Aristóbulo Istúriz informó este jueves durante la juramentación de direcciones municipales del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en el estado Anzoátegui, que Maduro someterá a la consideración de un congreso chimbo hecho a la medida de Maduro, el presupuesto 2017 pretendiendo con ello saltarse nuevamente la constitución y pretender seguir en democracia.

A este curioso congreso le pusieron el nombre rimbombante de “Cogreso de la Patria” y entrará en escena este viernes en las afueras del Panteón Nacional. Desde ya se puede vaticinar que todos los enunciados del presupuesto 2017 serán aprobados sin mayor discusión y con grandes loas al líder que ha enterrado esta revolución: Nicolás Maduro.

Para Istúriz el último trimestre del año mejorará de manera paulatina a nivel económico y social, y señaló que los primeros seis meses de este año fueron de “resistencia”, pero los últimos serán de “construcción” aunque no especificó de qué.

Seguidamente dijo que “el Presidente pidió que luchemos contra la guerra económica, y para eso tenemos la agenda productiva que han dado resultados positivos”, al destacar que para “partirle el espinazo” de la “guerra económica” el Estado cuenta con la Gran Misión Abastecimiento Soberano (Gmas), los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y el control de la calle.

Recordó  que el Gobierno nacional ha incrementado el salario mínimo y la cesta ticket socialista, tres veces este año, y ha entregado más de 280 mil tarjetas socialistas para el beneficio de pueblo.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: