(16/10/2016) Después de la decisión del juez  Crotty de negar todas las solicitudes de la defensa de Efraín Campo Flores y Franqui Flores De Freitas, el futuro de estos jóvenes es cada vez más fácil de predecir.

El Juez Crotty, a través de un documento de 24 páginas, detalló las razones por las cuales desechaba todas las solicitudes de los abogados de los sobrinos Flores.

En el documentos se negaron las siguientes solicitudes:

  • Niega la moción de los demandados de suprimir evidencias sobre la base de la expoliación;
  • Niega la moción para suprimir las declaraciones de los demandados posteriores a la detención;
  • Niega la moción de los demandados de la Ley de Particulares;
  • Niega la moción de los demandados para obligar la pronta entrega del material Brady y Giglio, y la identidad de los informantes confidenciales;
  • Y niega la moción de los demandados para obligar a la entrega temprana de los materiales traducidos”, escribe el Juez.

De esta forma la defensa queda sin posibilidad de desmontar el caso y enfrentan a los narcosobrinos con la muy probable condena de cadena perpetua a menos que decidan declararse culpables y decidan colaborar con la gobierno de la DEA.

“Los fiscales ofrecen a los acusados de delitos de drogas una supuesta elección, que en los casos más graves implica declararse culpable y recibir una pena de 10 años, o arriesgarse a ser sentenciados a cadena perpetua sin libertad condicional si van a juicio”, explicó Jamie Fellner, asesora principal del Programa de Estados Unidos en Human Rights Watch.

Relacionados  ¡Trágico! Así es la celda donde permanecen recluidos los “Narcosobrinos”

En el caso de los narcosobrinos, ellos decidieron declararse “no culpables”, razón por la cual van a juicio según las leyes de los EE.UU. y enfrentan una posible sentencia de cadena perpetua.

Otra forma de negociar para obtener alguna reducción de pena, aparte de declararse culpable, es “colaborar” con la DEA y la Fiscalía. Esto quiere decir, que los acusados podrían aportar información que ayude a los organismos antidroga a desmontar algún cartel o bien que entreguen a algún involucrado que sea de interés para el cuerpo de seguridad o Fiscalía. Otra forma de “colaborar” es volverse informante de la DEA.

Lo cierto es que hasta que no se diga lo contrario, el juicio está pautado para iniciar el 7 de noviembre de 2016, a casi un año de la detención de los sobrinos Flores. Ese día se espera que se haga la selección del jurado.

Con información de Diario Las Américas

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: