(23/10/2016) Según refieren los familiares de la venezolana Belfimar Camacho,  la joven partió desde el aeropuerto Josefa Camejo con destino a la isla de Curazao acompañada de un hombre de apellido Hernández, al  que conoció el sábado 8 de octubre, cuando llegó a buscarla a su casa bajo la promesa de encontrarle un trabajo como mesonera a través de unos “amigos” dueños del restaurante Bandera Grill, informó el portal Cactus24.

Camacho, era estudiante de quinto semestre de Derecho en una universidad de Punto Fijo y como no pudo inscribir otro semestre por razones económicas, quiso aprovechar la oportunidad de vivir por un tiempo en la isla del caribe y ayudar económicamente a su familia.

belfimar-camacho

Desde que pisó Curazao, la joven de 20 años se mantuvo comunicada frecuentemente con su familia por vía telefónica y comentó a su mamá que la pareja de curazoleños le habían asignado una habitación muy cómoda, pero no le ofrecían comida.

acn-pasaporte-camacho

Escapó del restaurante Bandera Grill

“La muchacha también le comentó a su familia, con extrañeza, que el domingo la dueña del restaurante la cambió a otra habitación pero lo que le causó suspicacia fue que el local tenía espacios utilizados para entretenimiento para adultos, por lo que no quiso quedarse en el lugar”, agrega Cactus24.

La joven decidió escapar del sitio con la ayuda del ciudadano que buscó dos agentes policiales y la puso en resguardo con una familia venezolana. Luego, según informan sus familiares, fue denunciada por los dueños del restaurante por supuestamente haberse robado 2.000 dólares.  Los familiares denuncian que la versión es falsa y que está retenida e incomunicada desde el pasado sábado en la estación policial de Río Canario

A las 8:49 pm fue la última conversación telefónica que desde Punto Fijo sostuvieron con ella sus familiares, cuando a gritos les pidió ayuda y dijo que la trasladarían a un “sitio de resguardo”.

Pero la situación aún no está clara.

Según la página de Noticias de Curazao, el Sr. Wimpi La Reine y la Sra. Adriana Sint Jago, ambos propietarios del restaurante Bandera Grill, a donde llegó Belfimar Camacho, reportaron el pasado jueves la desaparición de la joven de nacionalidad venezolana, Belfimar Camacho, de 20 años, quien desde el pasado domingo 9 de octubre llegó a Curazao junto a un amigo de ellos y que tenía que haber regresado a su país desde el pasado jueves.

Dos agentes no identificados se llevan a la joven

El pasado lunes, a las 11:45 p.m., dos agentes policiales se presentaron en el lugar indicando que debían llevarse a la dama, pues una tía la estaba esperando en la estación de policía. Curiosamente, ambos agentes llevaban chaquetas, lo cual dificultaba ver las identificaciones de los mismos. Fue así como los dos agentes se llevaron a la dama.

Relacionados  El Puma José Luís: En Venezuela mis hermanos se pelean por la comida

Posteriormente, la dama les envió un mensaje vía Whatsapp informando que se encontraba detenida en la estación de Rio Canario y que (por razones desconocidas) sería deportada.

Mayor fue la sorpresa del Sr. La Reine y la Sra. Sint Jago cuando se presentaron en la estación de policía y allí les dijeron que no sabían nada del caso. Lo mismo ocurrió al preguntar en migración.

Propietarios reportan faltante de 2000$

Es importante destacar que después de la desaparición, ambos propietarios se percataron que les faltaban 2,000 dólares del negocio. Pero aun así, lo que más les preocupa es saber en qué condiciones se encuentra esta dama actualmente, pues desde la noche de su desaparición, no han podido comunicarse con ella nuevamente.

Se dice que hay varios agentes policiales que intimidan a estas damas para tener relaciones sexuales con ellas y no nos extraña que sea este el caso,” declararon los propietarios de Bandera Grill, extrañados de que las autoridades no sepan nada, aun cuando fueron dos policías quienes se la llevaron.

Según la nota enviada por el Sr. La Reine, ambos agentes ya han sido identificados. Uno seria E. Winklaar y el otro de apellido Peters. Ambos agentes se presentaron aquella noche en la patrulla número 7. La pareja denunció el caso en el departamento de asuntos internos de la policía (BIZ), pero hasta ahora no han recibido una respuesta satisfactoria. Igualmente, la pareja ha acudido al Ministerio Público y varios medios locales para dar a conocer el caso.

¡Desaparecida!

En conversaciones con Noticias Curazao, la Sra. Sint Jago confirmó que lo que más les preocupa es saber la integridad física de esta joven. Según ellos, la joven aún se encuentra en Curazao, pues nunca abordó su vuelo de regreso y además, se muestra activa en su Whatsapp, aun cuando ya no contesta a ninguno de los mensajes.

Un vocero del Cuerpo Policial, informó a Noticias Curazao que el caso está actualmente en manos del Departamento de Asuntos Internos y que por el momento el cuerpo prefiere abstenerse de hacer cualquier declaración.

Con información de: Cactus24.com.ve, LaIguana.tv, El Nacional y Noticias de Curazao)

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: