(27/01/2016) Tras la medida acordada  por el BCV de emitir billetes de Bs. 10.000, B2. 20.000 y Bs. 5000, Maduro sigue dando muestras de sólo estar capacitado para poner pañitos calientes a la economía que producen el efecto contrario. Por ello anunció este jueves el cuarto aumento salarial integral del año 2017, esta vez del 40% a partir del 1 de noviembre con incidencia en los aguinaldos y utilidades.

“Quiero anunciar ante el país y clase obrera y trabajadora que como parte del compromiso que tengo para proteger el salario de los trabajadores he decidido activar el cuarto aumento salarial integral del año a partir del 1 de noviembre con incidencia en los aguinaldos de los trabajadores. Aumento integral de salario y cestatickets”, anunció el mandatario en cadena nacional.

Explicó que “es un aumento integral que será del 40%, lo cual logra como ustedes pueden ver aquí, un aumento este año de guerra económica, récord en la historia de Venezuela y el mundo. Es un aumento acumulado de más del 400% del ingreso mínimo legal de los trabajadores”.

Es decir “el salario mínimo y pensiones pasaría de 22.576 a 27091 bolívares. Y todas las tablas de los trabajadores públicos, FANB, médicos, bomberos, policías, maestros. todas las tablas suben 20%”.

También anunció que el “cestaticket lo estoy aumentando de 8 a 12 puntos de la Unidad Tributaria, pasando de 42.800 a 63 mil 720 bolívares”.

Como un dato adicional, la grafica que mostró Maduro para ilustrar su reciente medida contiene un error.

En medio de su discurso, Maduro explicaba con la ayuda de unos gráficos cómo quedaba el sueldo, pero dejó en evidencia que la calculadora con la que sacaron esas cuentas los traicionó. Y es que al sumar las cifras del nuevo salario mínimo más los cesta ticket, el total real es de 90.812,10 Bs y no 90.212,00 como lo señaló el presidente.

sueldo_mino_27oct

Error detectado por La Patilla

Idenpendiente de este error a los que nos tiene acostumbrado este señor, la medida decretada, aunque necesaria para compensar la pérdida del poder adquisitivo del venezolano resulta ineficaz dentro del momento histórico que vive Venezuela porque el aparato productivo está practicamente en ruinas y la empresa privada está muy debilitada e incapacitada para cumplir con estos aumentos y al mismo tiempo tener que cumplir con el decreto de inamovilidad laboral.

Es del común conocimiento del venezolano que un aumento de sueldo generalizado debería ir acompañado de medidas económicas para fortalecer al aparato producto y atraer inversiones, pero el cerebro elemental del gabinete de Maduro parece desconocer esta sencilla ley económica y en lugar de fortalecer la empresa privada, la está conduciendo irremediablemente a la quiebra.

Con este aumento de sueldo y cestatickets, las proyecciones de inflación para el año 2017 pasarán con facilidad del 1600% que era el estimado inicial del FMI antes de las últimas locuras del régimen.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: