(28/10/2016) En una muestra más de desesperación palpable, el vicepresidente Aristóbulo Istúriz convoca a los seguidores del chavismo a llenar las calles e incluye dentro de esos seguidores a los “caballos de hierro” del chavismo mejor conocidos como colectivos armados, grupos violentos pagados y armados por el régimen con la pretensión de descargar a las autoridades de posibles responsabilidades penales de cara a los delitos que estos colectivos acostumbran a cometer bajo la protección de efectivos de la GNB y la policía.

“Vamos a tener rodeado Miraflores, vamos a llenarles la avenida Bolívar, vamos a llenarles la avenida Universidad, vamos a llenarles la avenida Lecuna y los vamos a esperar con los caballos de hierro”, declaró hoy el vicepresidente Aristóbulo Istúriz, en alusión a los grupos de choque denominados “motorizados” o “Tupamaros”, que responden al gobierno de Nicolás Maduro.

Así, Istúriz amenazó a la oposición, que se prepara para marchar hacia el Palacio de Miraflores, sede del Poder Ejecutivo de Venezuela, el próximo 3 de noviembre en protesta por la suspensión del referendo revocatorio.

“Ellos (los opositores) dicen que van a venir marchando hasta Miraflores. Que le van a traer la carta de despido a Maduro. Y nosotros vamos a llenarles la avenida Bolívar. No se queda ni el gato en la casa”, expresó durante un acto político en Caracas.

Además, Istúriz informó que el próximo martes 1 de noviembre los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se movilizarán en Caracas desde la Plaza Carabobo y culminará en la Asamblea Nacional, controlada por una mayoría opositora, así lo reseña Infobae.

Por su lado, Diosdado Cabello, número dos del chavismo, también convocó a los oficialistas a movilizarse el 3 de noviembre hasta el palacio presidencial “para defender la revolución”.

“Viene una derrota para la burguesía, el 3 (de noviembre) el pueblo se va para Miraflores (…) el 3 le diremos al mundo: Venezuela se respeta, Venezuela es libre, Venezuela es soberana”, dijo el diputado en un acto con simpatizantes en el céntrico estado Carabobo.

La oposición venezolana llamó a una huelga general de 12 horas este viernes 28 de octubre e invitó a la manifestación hasta Miraflores, como parte de las actividades en contra de lo que consideran una “ruptura del orden constitucional” luego de que se suspendiera el referendo revocatorio presidencial que promueve desde marzo.

Cabello y otros voceros del chavismo han dicho desde que se inició el proceso para activar el revocatorio, que ese referendo no se llevaría a cabo este año. Si la oposición ganaba el referendo este mismo año, el Poder Electoral debía convocar nuevas elecciones, pero si lo hacía en 2017 Maduro sería reemplazado hasta 2019 por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz.

La Verdad e Infobae

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: