(29/10/2016) La Procuraduría General asumirá la defensa de Nicolás Maduro ante un eventual “juicio político y penal” por parte de la Asamblea Nacional, por considerarse que abandonó el cargo al violar la Constitución. Sin embargo, Maduro no esperará el veredicto, previsto para el 3 de noviembre, por lo que ordenó al abogado del Estado, Reinaldo Muñoz, introducir una querella contra el Parlamento.

“¿Abandono de cargo? Eso no tiene validez moral. Trabajo las 24 horas. La Procuraduría meterá una demanda para llevar a la cárcel a todos lo que violen la Constitución, sean diputados o no. La Asamblea viola la Constitución. No me voy a quedar cruzado de brazos frente a ese golpe de Estado. La justicia debe llegar hasta la médula”, emplazó, en un acto en Miraflores, donde ayer se movilizó el sector educación para expresarle apoyo.

En cadena de radio y televisión informó que instruyó al diputado Héctor Rodríguez y al ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, para que conversen con los jóvenes opositores, como parte de la mesa de diálogo, con la incorporación de 10 delegados del Congreso de la Patria-Educación. “Vi a unos jóvenes, con odio, que no aceptan el liderazgo de la MUD, y que pide violencia”, dijo.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia corrió apresuradamente al dictamen del Parlamento sobre la doble nacionalidad de Maduro y emitió una sentencia, enviada a todos los poderes menos a la AN que es parte interesada, en la que dictaminó que el presidente es “venezolano por nacimiento y no posee otra nacionalidad”, luego de revisar documentos oficiales expedidos por las máximas autoridades del Registro Civil venezolano y del Estado colombiano: “Nació en Caracas, Departamento Libertador del Distrito Federal, parroquia La Candelaria, el 23 de noviembre de 1962, y ha cumplido y cumple con los requisitos (artículos 41 y 227 de la Constitución) para ejercer el cargo de presidente“.

Relacionados  ¡SENTENCIA DEL TSJ A LO MACHO! Maduro es venezolano y si no te gusta puedes ir preso

Se debe suponer que hasta el momento de la sentencia, Maduro desconocia su lugar de nacimiento porque en junio de 2013 declaró de manera muy convincente, que había nacido en Los Chaguaramos. Toda una secuencia de actos confusos iniciados por Maduro y continuados por el TSJ que en lugar de aclarar oscurecen, pero por si acaso alguien se alza, pues sencillo: va preso como debe ser en dictadura.

Con información de El Nacional

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: