(07/11/2016) Después de un año de haber sido apresados en Haití por su presunto intento de intentar llevar drogas a los Estados Unidos, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas estarán sentado en el banquillo de los acusados en una Corte Federal de NY frente a un jurado integrado por integrado por 16 ciudadanos estadounidenses, que tendrán la responsabilidad de evaluar las evidencias recolectadas por la Fiscalía y decidir si son suficientes para emitir un veredicto sobre conspiración para traficar 800 kilos de cocaína de alta pureza a Estados Unidos.

Las audiencias se celebrarán en la sala 14 C del edificio 500 Pearl Street, de 9:30 am a 4:30 pm. Habrá medidas de seguridad especiales.

De acuerdo con los procedimientos de los juicios en Estados Unidos, será el gobierno estadounidense el que abrirá la sesión para explicar todos los detalles contra los dos hombres acusados de delitos de narcotráfico. Será el gobierno el que debe demostrar, más allá de toda duda razonable, que los acusados violaron las leyes estadounidenses. Estará representado en el juicio por la Unidad Internacional de Terrorismo y Narcóticos y los fiscales adjuntos: Emil J. Bove III, Mathew J. Laroche, Michael D. Lockard y Brendan
F. Quigley.

Posteriormente, los abogados de Campo Flores y Flores de Freitas podrán presentar sus alegatos. No es necesario que los acusados expongan su posición al inicio de las audiencias.

Sólo Dos semanas durará el juicio

El juez Paul Crotty ha previsto que el juicio se realice en dos semanas, 10 días hábiles, y concluya el 18 de noviembre. Mañana entregará a los jurados las evidencias recogidas por tres informantes y un testigo cooperante, y que posteriormente fueron procesadas por seis agentes especiales de la DEA.

El jurado tendrá oportunidad de escuchar los interrogatorios de una decena de testigos del gobierno a lo largo de dos semanas. Una vez que se presente el testimonio de las personas ligadas a la operación que llevó a la captura de Campo Flores y Flores de Freitas, el jurado deberá revisar las evidencias y compararlas con los testimonios.

Si la Fiscalía logra convencer a cada miembro del jurado de que los sobrinos de Flores son culpables, se debe producir un veredicto, que debe ser unánime, al final de los 10 días de deliberaciones.

De llegar a ser culpables, el juez Paul Crotty será el encargado de fijar la sentencia, los costos legales del juicio y las penalidades, incluyendo en muchos casos el pago de restitución al fondo de apoyo a las víctimas del consumo de drogas en Estados Unidos.

Las sentencias de este tipo de casos suelen dictarse entre un mes o 90 días después de haber sido emitido el veredicto del jurado.

Con información Maibort Petit

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: