(10/11/2016) A pesar de las divergencias, en la oposición se mantiene el consenso sobre dos aspectos medulares: el cambio de gobierno por la vía electoral y el imperativo de un diálogo con resultados. “No vamos a hacer el papel de tontos, hablando sin resultados”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional y dirigente de la MUD, Henry Ramos Allup, en las cuatro actividades en las que participó ayer.

Tanto en un foro en el Parlamento como en declaraciones a la prensa, en un acto con la dirigencia adeca de la región capital y en la asamblea con los vecinos de Santa Rosa de Lima, como un ritornelo el dirigente enfatizó que la MUD no permitirá al gobierno dilapidar el tiempo a su favor.

“Si no hay resultados, ¿qué sentido tiene dialogar? Yo no estoy diciendo que nos vamos a parar en la tarde o en la noche. La reunión del 11 (de noviembre) es para ver cuáles son los resultados. Pero si no hay resultados, no nos podemos quedar sentados ad infinitum. En dos reuniones no se puede resolver todo, pero en una reunión se pueden dar señales de querer resolver”, declaró a la prensa, en respuesta al defensor del Pueblo, Tarek William Saab, quien afirmó que sería un grave error el que alguien se pare de la mesa.

 “Hemos ido al diálogo con una agenda específica y si no hay resultados tendremos que pararnos”, señaló en el foro de la AN.

El Nacional

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: