(12/11/2016) Desde un principio la defensa de  Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la primera combatiente, se centraron en tres estrategias: La primera fue presentar a los narcosobrinos como muchachos inocentes incapaces de manejar el negocio del narcotráfico, la segunda, descalificar a los testigos informantes de la DEA y ahora están dedicados a descalificar todas las evidencias que dejó el testigo hondureño apodado “El Sentado”.

La defensa de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana solicitó en tres oportunidades al juez Paul Crotty que no permitiera que los testimonios del testigo cooperante, conocido en la operación de la DEA como “El Sentado”, fueran considerados por el jurado, ya que los mismos no podían ser verificados debido a que el testigo había sido asesinado en diciembre del 2015 y por tanto no aportaban el valor probatorio que se requiere en este caso.

“El Sentado” un narcotraficante hondureño cuyo nombre real era Carlos Amílcar Leva Cabrera,  es clave en el caso porque fue la primera persona que contactó a la DEA para informar que dos venezolanos estaban interesados en participar en negocios de narcotráfico.

La defensa de los sobrinos de Cilia Flores buscan demostrar que no fueron los dos acusados quienes se comunicaron primero con el testigo cooperante de la DEA, sino que fue Leva Cabrera o los informantes quienes ubicaron a los sobrinos para tentarlos. Este aspecto es un punto fundamental en la estrategia que ahora persiguen los abogados para develar la trama que plantearon al inicio del juicio. Según la tesis de la defensa, las fuentes de la DEA habrían identificado a Campo Flores y Flores de Freitas como un “target de alto nivel”, por ser éstos familiares directos de la pareja presidencial venezolana.

En la apertura del juicio, la defensa solicitó que se impusieran limitaciones a los testimonios de Carlos Amilcar Leva Cabrera, alias “El Sentado”.  Michael Mann, uno de los abogados de Flores de Freitas dijo lo siguiente sobre la reunión del 4 de octubre de 2015 entre Leva Cabrera y los acusados:

1) El Agente González ordenó a “El Sentado” que grabara esa primera reunión.

2) “El Sentado” se negó hacerlo, se negó a entregar la grabación, o destruyó la grabación.

Relacionados  Narcosobrino Flores explica cómo Maduro y Diosdado se repartieron a Venezuela

3)La DEA le preguntó a “El Sentado” por las fotos del encuentro, pero él simplemente nunca las entregó.

4) En esa reunión fue donde se inició toda la supuesta conspiración, la sesión de planificación inicial cuya importancia es crítica para probar este supuesto crimen pero el gobierno falla en entregar evidencias sobre este punto tan importante.

John Zach dijo que un año después de esa reunión, “el gobierno no tiene una sola pista de lo que ocurrió en aquel encuentro. Ni siquiera prepararon un informe resumiendo lo que allí pudo ocurrir, sino que se quedaron con una sola fotografía. Simplemente no hay evidencia útil en absoluto. Y esta es la historia de todo el caso”, acotó el defensor.

El gobierno señala que independientemente de cualquier esfuerzo por obtener una “pista” adicional en cuanto a lo que tuvo lugar en la reunión, se volvió inútil porque si bien las autoridades hicieron gestiones arreglando la rendición y extradición de Leva Cabrera, para tenerlo disponible en el juicio, no fue posible por su muerte en diciembre de 2015.

Ambos defensores alegaron que Leva Cabrera “destruyó” la grabación de la reunión.

Por su parte, el Gobierno argumentó que el reclamo no tienen ninguna base y los demandados no presentaron ninguna evidencia de tal destrucción, a pesar de haber presentado una moción de expoliación. “Si las grabaciones no están presentes, no es porque fueron destruidas sino por nunca se hicieron” advierte la fiscalía.

Queda claro -dice el gobierno- que la muerte de Leva Cabrera explica por qué no testificará como testigo en este juicio.

No obstante, la fiscalía está dispuesta a que los miembros del jurado conozcan todos los elementos que llevaron al gobierno estadounidense a ejecutar la operación, y desde el miércoles empezó a revelar datos relevantes, que incluyen hasta fotos de los mensajes de textos con los que se comunicaba “El Sentado”, y un colaborador que actuaba bajo el seudónimo de “Rayo” y los sobrinos presidenciales.

En el siguiente video, elaborado por El Pitazo, se muestra quien fuera en vida El Sentado y su tragico final:

Ver articulo completo en Blog de Maibort Petit

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: