(17/11/2016) Algo extraño se está moviendo detrás de las informaciones hechas públicas acerca del diálogo. Muy caro le ha salido a la Mesa de la Unidad haber hecho sacrificios tan grandes como suspender el juicio a Maduro y la marcha a Miraflores.

Mucho de los que hasta el momento eran sus aliados, no se han sentido representados por las decisiones acordadas en el diálogo pero a pesar de lo anterior, la MUD ha seguido sacrificando otras piezas valiosas sin obtener nada a cambio, tal es el caso de la renuncia de los diputados de Amazonas, negociada en la Mesa de Diálogo, rechazada en principio por los diputados afectados pero luego fue acordada en secreto con  los mismos diputados de Amazonas este martes.  Esta decisión de los diputados electos de Amazonas no ha hecho más que atizar con más fuerzas el fuego donde los mismos opositores están quemando a los representantes de la MUD, sin duda un logro muy grande para Maduro, impensable hace apenas tres semanas.

Pero en este punto, nos detenemos un segundo para preguntarnos si en verdad los representantes de la MUD son unos ineptos o vendidos; o si por el contrario, debe verdad existieron acuerdos concretos que la oposición ha cumplido pero el gobierno no, a pesar de haber asumido el compromiso frente a los mediadores incluyendo el Vaticano.

Algo de esto puede estar pasando y seguramente la semana que viene será de grandes noticias si el gobierno un cumple su parte del trato, eso lo ha hecho ver el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, cuando dijo este miércoles que si “este fin de semana” el Gobierno del presidente Nicolás Maduro no muestra “resultados concretos” de los acuerdos arrojados del diálogo con la oposición, esta retomará su agenda de acciones.

Relacionados  ¡TREMENDO DIÁLOGO! TSJ prohíbe a la AN realizar juicio político a Maduro

Entre los resultados “de carne y hueso” que exige la oposición venezolana, mencionó Ramos, está la “liberación de presos” y la “corrección de la sentencia” de la Sala Electoral de Venezuela.

Según el parlamentario opositor, desde que comenzó el diálogo con el Gobierno venezolano el pasado 30 de octubre la oposición “ha cumplido de contado” los acuerdos o entendimientos a los que han llegado, mientras que por el contrario, señaló, el Gobierno “sigue prometiendo fiado” y “no ha cumplido con nada”.

A juicio de Ramos Allup, la coalición opositora tiene “razones suficientes para explicarle al Vaticano”, a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la comunidad europea, a las Naciones Unidas y a la Nunciatura en Venezuela que no pueden “seguir en manos de un Gobierno forajido” que, según él, “está acabando” con el país.

Entre las acciones que la oposición venezolana retomaría sería la discusión en la Cámara sobre la determinación de responsabilidad política del presidente Maduro por su supuesta participación en la “ruptura del hilo constitucional” en el país caribeño, así como su responsabilidad en la crisis que atraviesa ese país.

Esta discusión fue pospuesta “por unos días” el pasado 1 de noviembre en el Parlamento, debido a que el Vaticano entró formalmente en el proceso de diálogo “para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país”, dijo entonces el diputado opositor Julio Borges.

La semana próxima debe estar cargada de noticias porque a un gobierno forajido no se le puede creer ni el saludo, además que el régimen de Maduro ya considera como ganancia el desprestigio en el que ha caído la MUD frente a sus partidarios.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: