(20/11/2016) La denominada figura de los “Bachaqueros”, que recorren todos los sitios donde se venda algún producto o servicio “regulado”, ha sido la única política económica de éxito de la Revolución. Digo “éxito” relativo, porque ha provisto de empleo y de ganancia, a los “descamisados” que hicieron ganar a Chávez y que durante los primeros años de este proceso, vieron “resuelta” su situación.

Pues bien, para 2017 según todos los análisis económicos, incluidos los de gente de izquierda, coinciden en advertir que lo que viene es el lado más oscuro de la crisis: Hoy cuesta conseguir alimentos, y/o se importan de Colombia a altísimos precios. En el 2017 no habrá “inflación” ni “especulación”, porque no habrá alimentos. Sencillamente desaparecerán.

De Colombia tampoco los podremos traer porque su costo hace la operación inviable, y ese país también pudiera empezar a vivir serios problemas de abastecimientos y el gobierno neogranadino no quiere asumir ese riesgo.

En consecuencia: LA DELINCUENCIA aumentará a niveles africanos, porque empezaremos a ver lo que Chávez hablo una vez: Los hurtos famélicos. Nos mataremos por defender nuestros bienes y servicios, los poquitos que tenemos. La policía intentará contenerlos con el viejo truco de la REPRESION.

Sin embargo, ese que hoy busca en la basura para comer y mal que bien encuentra, en el 2017 ni basura tendremos y ese mismo ser humano, casi esquelético, iniciará la lucha por sobrevivir y llegará a donde sea, aun a riesgo de su vida, al fin y al cabo da lo mismo, porque igual morirá. NI LA LEY DE FUGA los frenará. La implosión es inminente. El gobierno lo sabe. Ese es su mayor y único enemigo: La Crisis, el enemigo mortal.

Juicio a la Noticia

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: