(21/11/2016) El apellido FLORES proliferó a lo largo de estos años en lugares realmente estratégicos para el manejo de Fondos Públicos y, en general, del control administrativo, lo cual parecía ser una especie de “gobierno en el gobierno”, dándole fuerza personal a quien se presenta como la Madre Superiora de este convento socialista, donde los Ángeles no tienen entrada y más bien los demonios pueden hacerlo con privilegios diplomáticos.

En esta construcción, hasta la salsa es buena para tratar de captar voluntades para el baile de la burocracia alrededor del “Modelo Corrupto Petrolero Socialista”, el cual siempre será suficiente para divertir a quienes alejados de los problemas sociales se gozan los dólares provenientes de la exportación del petróleo venezolano.

No solo tenemos un Presidente con el repudio mayoritario de los venezolanos sino también su pareja es igualmente rechazada por el pueblo, lo cual da una sumatoria negativa imprevista y nunca vista en período presidencial alguno.

El resultado del juicio en Nueva York contra los sobrinos de la pareja, multiplica los motivos populares para la exigencia inmediata de la elección de un nuevo gobierno, y poner al descubierto la trama criminal donde, por lo visto y oído en esta Corte de Justicia, todo el respeto y privilegios de la Presidencia de la Republica son usados para proteger y desarrollar, entre otras cosas, el narcotráfico, cosa extremadamente grave cuando por esta vía se vulneran valores de una sociedad extranjera, la cual podría poner en peligro la seguridad nacional si asume la defensa de sus fronteras contra un Estado que es base para su destrucción moral, a través de la exportación de cocaína y derivados, usando para tal fin una maquinaria Político-Militar, y podría considerar esta actividad como un acto de guerra.

O sea; le están dando al Imperio Norteamericano la facultad para la defensa soberana de su territorio, para lo cual, teniendo con qué “invadir” a nuestro País, y con el apoyo de organismos internacionales, completarnos la “mala hora socialista”.

Esta es la verdadera razón para preocuparnos por la permanencia en el Poder de esta gente que ahora aparece como un Narco Estado y lamentaremos a los FLORES como ejemplares convictos y confesos para ser la excusa para ejecutar este tipo de represalias que llevarán a los venezolanos a más sufrimientos.

En cualquier nación con valores y principios morales derivados de hábitos y costumbres saludables ya estaría el pueblo desbordando calles y avenidas para exigir la renuncia de estos gobernantes y el Alto Mando Militar, el cual se ha convertido en el aval necesario suficiente para consolidar todo este desastre nacional sin importar las consecuencias nacionales e internacionales, lo cual a su vez contempla la pérdida de créditos de la Banca Internacional y la inversión extranjera, y solo por razones geopolitícas chinos y rusos se atreven a negociar con este régimen.

Es de advertir que a un Ejército sin respaldo popular le resultara imposible defender con éxito el suelo patrio, pues el hombre común no tendrá motivos para pensar que si la Fuerza Armada sigue en el Poder, Venezuela cambiaría.

En definitiva con un Estado defendiendo criminales y acusando falsamente para defenderse, en lugar de enjuiciar y condenar sus corruptos y delincuentes, tendremos un futuro nada halagador.

Por: Antonio José Rivera Chávez en Aporrea

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: